El presidente del Parlamento de la Generalitat ha firmado el escrito para la convocatoria a la investidura de líder de la ANC prevista para el día 12 de este mes a las 10:00 h. de la mañana, después de que Carles Puigdemont renunciara provisionalmente a su candidatura como presidente de la Generalitat, decisión que trasladó a Torrent.

Para que Jordi Sánchez pudiera ser investido, en el supuesto de que pudiera salir de prisión para asistir al acto, necesitaría del voto de 68 diputados en la primera sesión del día 12. Dado el rechazo de la CUP se ha opuesto a la candidatura de Sánchez, por no considerarlo un candidato “progresista”, en estos momentos parece que esta opción no parece viable, aunque todavía no se descarta un nuevo acuerdo con la CUP, JxCat y ERC, éstas dos últimas formaciones sí a favor de la investidura de Sánchez.

En una segunda ronda, que se celebraría dos días más tarde, la investidura requeriría de mayoría absoluta, es decir, la mitad más uno de los diputados.

El abogado de Jordi Sánchez, Jordi Pina, ha pedido por escrito al Tribunal Constitucional y al Supremo permiso para dejar salir a Sánchez de prisión para asistir a la sesión. Pina alega que "En un sistema constitucional mínimamente respetuoso con las libertades ciudadanas, riesgos difusos para el orden público no pueden legitimar nunca la anulación de derecho político elemental, ni alterar tampoco el sentido de la voluntad de una Cámara parlamentaria escogida democráticamente". Reitera que no ha habido existencia de violencia por parte de su cliente y su voluntad de “respetar las decisiones del TC aunque no comparta su contenido.

Pina, en una entrevista a Cataluña Radio, explica que el recurso de amparo ante el T.C. contra la prisión provisional ha sido admitida a trámite, pero aunque no se resuelva de forma positiva, sigue pidiendo que se le permita salir de prisión para asistir a la sesión de investidura. También advierte de que la negativa podría suponer "grave daño para la credibilidad, nacional e internacional” y del “riesgo de condena futura por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos” frente a España.

Declaraciones de los líderes políticos

Las reacciones no se han hecho esperar y el portavoz del subgrupo del PP ha manifestado a los medios que la proposición de Jordi Sánchez “es inviable” y está “condenada al fracaso”, ya que Cataluña necesita un candidato a tiempo completo.

Por su parte la líder de Ciudadanos en Cataluña,Inés Arrimadas ha manifestado que tal candidatura no es posible y que “nadie quiere que Sánchez sea presidente”, ni siquiera JxCat ni ERC, que lo único que intentan es alargar el proceso.

Acusa, asimismo, al presidente del Parlament Torrent de ser emisario de Puigdemont.

Xavier Domènech, líder de Catalunya en Comú, ha reaccionado negativamente a la propuesta de investidura, lamentando en primer lugar que haya tenido que enterarse por el escrito de Pina antes que por el president del Parlament, Roger Torrent. Argumenta que esto supone una eternización de la investidura, primero proponiendo a Puigdemont, sito en Bruselas, y ahora a Sánchez, encarcelado. Reclama que "se recuperen las instituciones y el autogobierno” y pide "recuperar el catalanismo popular y de izquierdas".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!