La visita de Felipe VI a Cataluña ha estado envuelta en una enorme polémica, pues se trataba de la primera vez que el monarca pisaba Barcelona desde el pasado verano, cuando acudió a una manifestación en contra de los atentados yihadistas. Pese a que un día antes, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y Torrent avisaban de que no asistirían al besamanos para recibir a Felipe VI debido a que "el discurso de éste el pasado 3 de octubre reflejó una falta de empatía bestial", ahora, ha sido el propio monarca el que ha avisado con su discurso a las instituciones de Cataluña.

El himno de la II República da la bienvenida a Felipe VI en Cataluña

La visita del jefe de Estado a la mayor feria de tecnología a nivel mundial ha pasado, cuanto menos, desapercibida. A la convulsa situación política vivida en Cataluña en los últimos meses se han sumado numerosas concentraciones de Òmnium Cultural o la CUP para protestar por la presencia del monarca en Barcelona. Caceroladas, pitadas e incluso el himno de Riego pudieron apreciarse a la salida del jefe de Estado del besamanos al que asistió junto a otras personalidades del gobierno como Sáez de Santamaría, una tensa situación que tuvo respuesta inmediata por parte del jefe de Estado.

La amenaza del jefe de Estado sobre la lealtad institucional

No obstante, el momento más esperado del evento fue el discurso pronunciado por el monarca para inaugurar el Mobile Word Congress, un discurso cargado de indirectas hacia las instituciones catalanas, más concretamente hacia la alcaldesa de Barcelona, tras "alertar de la posible marcha del Mobile Word Congress de Cataluña si no hay lealtad institucional".

Ésta fue sin duda, la frase más polémica del discurso de Felipe VI, quien ha escogido el mismo camino del Gobierno español, quien avisó de que el desplante mezquino de Colau y Torrent ponen en riesgo la permanencia del Mobile Word.

Tensión máxima en la cena de inauguración del Mobile Word Congress entre el monarca y los representantes de Cataluña

Pese a que la alcaldesa de Barcelona y el actual presidente de la Generalitat de Cataluña no recibieron a Felipe VI a su llegada al Palau de la música de Barcelona, lo cierto es que sí escucharon su discurso y también compartieron la mesa presidida por el monarca, aunque eso sí, las miradas de Felipe VI a Ada Colau y Torrent hablaban por sí solas y han ocupado las portadas de numerosos medios de comunicación esta misma mañana.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!