El sindicato de la policía del País Vasco, la Ertzaintza, ha reclamado un fallo en la organización del dispositivo que trató de reducir la violencia de las aficiones del Athletic de Bilbao y del Spartak de Moscú en la pasada noche del jueves. Ha sido el propio sindicato de la policía el que ha declarado que no tenían constancia de que se hubiera organizado un cordón policial para reducir a los radicales y que el dispositivo falló en todos los sentidos.

La Ertzaintza parecía tener controlados a los ultas

La policía vasca parecía que había calmado los ánimos antes del partido. Incluso, antes de llegar al estadio, los agentes pudieron incautar a los aficionados varias bengalas (que están totalmente prohibidas) y varios puños americanos.

Sin embargo, la organización falló en el momento en el que ambas aficiones se encontraron cara a cara en las inmediaciones del estadio, lo que desembocó en varios heridos y la muerte de un agente.

La afición del Athletic de Bilbao, también en contra de la policía

A pesar de que ya se sabía que la afición del Spartak de Moscú era muy violenta, varias fuentes cercanas a la Ertzaintza han declarado que no fueron sólo ellos quienes agredieron a los policías. Y es que fueron también los radicales del Athletic de Bilbao quienes se enfrentaron a la policía horas antes del encuentro.

El Athletic de Bilbao ya ha expresado su malestar por los altercados y por el desenlace del agente fallecido por un ataque al corazón.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!