Ada Colau, la activista y alcaldesa de Barcelona, sigue dando ejemplo en el Ayuntamiento de la ciudad. Pese a que hace tan sólo dos semanas, la política de Barcelona en Comú fue sometida a una moción de confianza en el pleno del Ayuntamiento donde todos los partidos [VIDEO], incluidos (ERC y la CUP) menos el suyo, votaron en contra, dando de este modo un mes para que lleguen a un acuerdo y elijan a un candidato a la alcaldía de Barcelona además de presentar los presupuestos para 2018, ahora, Colau ha creado una eléctrica 100% municipal que no gustará nada a las políticas de Rajoy.

La nueva medida de Colau que no gustará nada a la derecha

Bajo el nombre de Barcelona Energía [VIDEO], el pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado, con la abstención del Partido Popular, la empresa pública dedicada a comprar y vender energía de fuentes renovables.

Su suministro tendrá lugar desde el próximo verano y será la eléctrica pública más grande toda España.

De este modo, el Ayuntamiento de Barcelona tiene como finalidad impedir los concursos por la electricidad que tantos problemas han generado con las eléctricas. De este modo, la alcaldesa de Barcelona no sólo ha puesto en marcha el aprovechamiento de la energía de la ciudad, sino que también se reducirá en gran medida el consumo al fomentar una energía más renovable. Tal es el plan de ahorro energético de Colau, que el Ayuntamiento ha puesto en marcha puntos de atención energética para orientar y aconsejar a los ciudadanos y de esta forma, lograr un mayor ahorro y eficiencia.

La alcaldesa de Barcelona prevé un ahorro de 500.000 euros anuales

Con esta nueva medida, Ada Colau estaría intentando resolver la problemática existente con las grandes eléctricas, pues recordemos que Gas Natural o Endesa aplastaron el concurso de la alcaldesa en la vía contencioso-administrativa con el que Colau quería poner fin a través de un convenio a la pobreza energética que viven actualmente miles de familias en nuestro país a causa de los desorbitados precios de las grandes eléctricas.

Hasta el próximo verano, no se llevará a cabo la iniciativa, por lo que la empresa Endesa dará suministro al Ayuntamiento por el momento. Eso sí, Colau tiene como finalidad tumbar los contratos a las eléctricas y no abastecerlas con contratos multimillonarios, estimando que el ahorro para el Ayuntamiento tras esta nueva medida, oscilaría los 500.000 euros anualmente. En definitiva, las políticas de Colau orientadas a la igualdad que fomenten los precios justos no están bien vistas para el gobierno popular, más concretamente para Mariano Rajoy, quien hasta el momento, no se ha pronunciado al respecto de las eléctricas en nuestro país.