La semana empezó cargadita con la aparición en todos los medios de comunicación de una versión de Marta Sánchez del himno de España. A mitad de semana, la sorpresa del secuestro del libro Fariña nos dejaba a todos boquiabierto y ya para finalizar el plato fuerte, el humorista Joaquín Reyes estuvo a punto de ser detenido al ser confudido con Puigdemont.

Marta Sánchez y el himno

La cantante madrileña sorprendió en uno de sus conciertos en Madrid interpretando una versión escrita por ella misma del himno de España, lo que reabrió el debate sobre si el himno de España debía de tener letra o no. El clima de tensión actual en el país por la situación catalana hizo que pronto esta versión del himno se hiciese viral.

Como no, esta encontró pronto adeptos entre ellos un tal “MR”.

Frases como “crece mi amor cada vez que me voy” o “grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí” fueron algunas de las estrofas que más controversia han causado. Finalmente esto a vuelto a quedar en una anécdota fomentada por la crispada situación social española.

Fariña: el libro que fue secuestrado

El miércoles nos enterábamos de que una jueza de Collado Villalba (Madrid) había ordenado secuestrar de manera cautelar el libro “Fariña”, el cual profundizaba en la historia del narcotráfico en Galicia. En este libro aparece nombrado el exalcalde de O Grove (Pontevedra) José Alfredo Bea Gondar que considera vulnerado su derecho al honor

La opinión pública española en estos momentos se divide entre falta de libertad o vulneración de un derecho fundamental (aunque hay datos que prueban su relación con el narcotráfico en Galicia).

Sea como sea ,en estos momentos esta prohibido comercializar o imprimir nuevos ejemplares del libro.

Lo que esta claro es que al exalcalde la jugada le ha salido muy mal pues esta prohibición lo único que a conseguido es dar más promoción al libro que ya llevaba en las librerías 2 años y que ahora se vende en el mercado de segunda mano por precios que han alcanzado hasta los 200€.

Joaquín Reyes y su amago de detención

Y como guinda para el pastel, el viernes 6 agentes de la Policia Nacional estuvieron a punto de detener al humorista extremeño Joaquín Reyes al confundirlo con el expresident.

Este se encontraba grabando en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz caracterizado de Puigdemont realizando un sketch para programa de El Intermedio (La Sexta) con el que colabora.

Cuando un vecino de la localidad llamó a la policía asegurando que el expresidente se estaba paseando por la ciudad portando una estelada.

Nada más y nada menos que seis agentes se movilizaron hasta allá para detener a un solo hombre desarmado y que no suponía ningún peligro para la seguridad ciudadana, cuando llegaron al lugar no tardaron en darse cuenta de que se trataba de un error.

(Recomendación por si alguna vez que necesitan que la policía vaya a su auxilio, aseguren haber visto a Puigdemont o Ana Gabriel seguro que llegan de inmediato.) El humorista intervino en el programa de La Sexta para contar la curiosa experiencia, el vídeo que estaba grabando se emitirá este Lunes.

Así es la estrafalaria actualidad española en la que más que tratar temas serios como las pensiones, el paro o la desigualdad nos movemos entre la curiosidad y la anécdota.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!