Cuando falta apenas un poco más de un mes para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales en el país latino de Venezuela, se ha conocido a nivel mundial la negativa de sus habitantes y de cierta parte del sector político de no querer participar en dichas elecciones, pues afirman que las condiciones para elegir un nuevo presidente o reafirmar el que ya está no están dadas.

En estas elecciones se estará lanzando nuevamente el actual Presidente del país Nicolás Maduro Maros, quien aspira ser reelegido en medio de un pueblo que no deja de quejarse por hambre producto de la terrible crisis que atraviesa el país.

De acuerdo a investigaciones internacionales el país atraviesa crisis hospitalaria, crisis económica, crisis de inseguridad, delincuencia e incluso educación pues las universidades se están quedando sin profesores a causa del éxodo masivo en el cual han participado sus habitantes emigrando a países cercanos y no tan cercanos como, Colombia, Chile, Perú, México, Argentina, España y Estados Unidos.

Los venezolanos consideran que gran parte de los jóvenes recién graduados y capacitados con excelentes conocimientos para ejercer carreras importantes, han dejado el país para irse a demostrar su valioso talento en otro escenario donde les sea remunerado su trabajo de manera justa y años de preparación.

Ausencia de garantías electorales

Viendo todo este panorama nos preguntamos, ¿por qué los venezolanos no usan el voto como alternativa para salir de la opresión que representa el gobierno y así poder aspirar a un cambio mejor? La decisión radica según voceros de los partidos de oposición en que los poderes electorales están viciados y que son los dirigentes del gobierno quienes manipulan los resultados.

Otro argumentos que marcan esta posición es la procedencia de la convocatoria electoral realizada por la nueva asamblea nacional constituyente instaurada el pasado 2017, la cual de acuerdo a la opinión de los políticos con el apoyo de naciones internacionales esta fuera de los lineamientos de la constitución que rige ese país, es decir, afirman los adversarios del gobierno y gran parte de la población que fue formada de forma arbitraria.

¿Una crisis sin salida?

De acuerdo con voceros internacionales el presidente electo de dichas elecciones no será reconocido por los países extranjeros como consecuencia de todos los aspectos inestables que rodean las elecciones presidenciales. Parece no haber salida para los venezolanos pues participen o no, quienes se oponen al gobierno, ellos opinan que el presidente de la nación será el mismo que ya está en el poder, la población apela a la intervención internacional como salida a la gran crisis política y social que hoy sufre el país y que ha dividido a las familias de todos lo que han tenido que salir de sus tierras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!