JxCat i miembros del mundo jurídico piden la dimisión de la decana del Colegio de Abogados de Barcelona. El pasado día 23 se celebró en el Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), el acto de celebración de Raimon de Penyafort, en el cual coincidieron el Presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, y el Ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Políticos y juristas abandonan la sala

En su intervención, Torrent denunció la regresión de derechos y libertades fundamentales, especialmente en Catalunya, y la existencia de “presos políticos por delitos inexistentes”.

Estas afirmaciones provocaron la incomodidad en un gran número de los asistentes, que como muestra de rechazo, decidieron abandonar la sala.

Entre ellos el Presidente del TSJC, Jesús Mª Barrientos, los fiscales jefe de Cataluña y de Barcelona, Francisco Bañeras y Concha Talón y el Presidente de la Audiencia de Barcelona, Antonio Recio.

Mientras esto se producía, la decana del Colegio, Eugenia Gay, se dirigió a Torrent diciéndole que “no era la idea…la has hecho buena…no podías hacer esto”.

El Ministro de Justicia permaneció en su asiento, pero a la salida del acto le recriminó a Torrent que no era el lugar ni el momento. Asimismo declaró que todos tenemos opinión, esto es un acto profesional”

Posteriormente la decana emitió un comunicado en el que recuerda que el acto se celebra en homenaje a abogados que llevan más de 50 años en la abogacía y que “se respetó total y absolutamente la libertad de expresión”.

Disparidad de posiciones ante la actuación de Eugenia Gay

Tras lo sucedido, ha habido división entre los miembros del ICAB y los profesionales del mundo de la abogacía.

Algunos piensan que las palabras de Torrent, al referirse a la existencia de presos políticos, que además lo están por delitos que no han cometido, supone un insulto directo a las autoridades judiciales, que equivale prácticamente a acusarlas de prevaricación, y además cuestiona la independencia del Poder Judicial.

En este sentido, el CGPJ pidió “respeto a la Independencia judicial”.

Otros piden la dimisión de Gay, por su muestra de falta de respeto hacia el máximo representante del Gobierno de Cataluña. El abogado de Carles Puigdemont, Jaime Alonso Cuevillas calificó el abandono de los asistentes de “intolerable falta de respeto” al acto y la actitud de la decana, afirmando que “en la casa de los abogados se debe poder decir de todo”.

En el programa “Preguntes frequents” (Preguntas frecuentes), retransmitido ayer noche en TV3, también hubo posiciones encontradas entre el vice-decano del Colegio, Jordi Pina, abogado de Jordi Sánchez i Benet Salellas, abogado de Anna Gabriel.

Pina es de la opinión que el “linchamiento mediático” dirigido hacia Eugenia Gay no es justo y que, a pesar de que su comentario probablemente no fue “demasiado acertado”, no debe dimitir, y que lo que pasó es que la situación “les superó”.

Por su parte declaró que él debe respetar lo que dijo Torrent y también la decisión de los que se levantan y se van en libre uso de la libertad de expresión por parte de unos y otros.

Benet Salellas, por su parte, recalcó que “no puede ser que el Poder Judicial no entienda que no pueda ser criticado” y se pregunta cómo va a poder confiar en la independencia de este poder, cuando en un acto como éste se levantan representantes del mismo por causa de la ideología política que envuelven unas declaraciones.

Por los motivos ya expuestos, diputados de JxCat y algunos miembros de la abogacía de Barcelona han pedido la dimisión de la decana del ICAB, Eugenia Gay.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!