El pasado viernes 23 de febrero, el Tribunal Supremo ratificaba la anterior sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional al rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, Valtònyc, en medio de un amplio revuelo mediático, político y social que ha abierto numerosos debates en torno al concepto de libertad de expresión y de respeto a los derechos civiles. Esta sentencia es el desenlace de una denuncia previa, efectuada en 2012 por un denunciante particular, Jorge Campos, que llevaba al rapero a los tribunales por amenazas contra su persona en una de sus canciones.

Campos demandaba al músico por una canción, titulada “Circo Balear”, en la que se dice, entre otras cosas, que "Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear." Posteriormente el Ministerio Fiscal se personó en la causa como acusación por delitos de enaltecimiento del terrorismo y calumnias e injurias graves a la Corona, delito este último de lesa majestad.

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso elevado por la defensa y ha ratificado la condena de 3 años y medio de prisión para el acusado.

El denunciante y su fundación: Círculo Balear

Jorge Campos nació en Barcelona. Tras su paso por Valencia, se instaló en Baleares y en 1999 fundó la asociación civil Círculo Balear. Dicha asociación, registrada con el nombre Fundación Nacional Círculo Balear, es bien conocida en Ses Illes por su vinculación a la Extrema Derecha. El 1 de noviembre de 2015, por ejemplo, promovió junto a la organización Hazte Oir y el partido político VOX, una manifestación por la defensa de Sa Feixina (un monumento homenaje al franquismo, que fue construido con donaciones forzosas de los ciudadanos e inaugurado por Franco en 1947).

Con una trayectoria de 18 años, el pasado 15 de febrero la fundación se reconvirtió en el partido político Actúa Baleares, cuyo principal objetivo es presentarse a las próximas elecciones autonómicas de 2019. No obstante, mantiene el mismo ideario y el mismo presidente que el antiguo Círculo Balear.

El ideario político de Actúa Baleares

¿Qué defendía Círculo Balear como asociación civil? ¿Qué defiende ahora como partido político Actúa Baleares? El ideario político de este nuevo partido se estructura, principalmente, en torno a tres ejes: la lucha contra el “pancatalanismo”, la inmigración y el fundamentalismo islámico y la recentralización del Estado.

La lucha contra el "pancatalanismo"

Como en la Comunitat Valenciana (donde han fichado como colaboradora a Cristina Seguí), el fantasma de la “catalanización” es el principal argumento que enarbola la derecha. Actúa Baleares tiene como principal objetivo acabar con la inmersión lingüística y derogar todas las leyes “catalanistas,” ya que la inmersión lingüística “es el instrumento que utiliza para adoctrinar ideológicamente el pancatalanismo.” Se trata, dice, “de aglutinar ese voto que defiende la causa de Baleares, que es la de España [...]” y defiende “la plena integración con España, haciendo frente al separatismo estéril.” Asegura que en las Baleares "se está sufriendo un procés similar al catalán e instigado por catalanistas," del cual también es culpable el PP por las leyes que ha aprobado.

Inmigración y fundamentalismo islámico

Por lo que respecta a la inmigración, Campos aboga por ejercer un mayor control sobre la inmigración irregular, en especial con la inmigración islámica, por las “situaciones de delincuencia y falta de integración que genera.” Defiende, asimismo, la aplicación del “principio de preferencia nacional” a la hora de acceder a las ayudas y el aumento del control sobre las fronteras.

Recentralización del Estado

Finalmente, en cuanto a la organización territorial del Estado, Actúa Baleares es una firme defensora de la unidad de España y partidaria de efectuar una reducción de la Administración. Según recoge El Mundo, Actúa Baleares sostiene que el Estado de las Autonomías es insostenible, crea desigualdades y es antidemocrático, por lo que se deben devolver competencias al Estado, comenzando por Educación y Sanidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!