La pandemia del coronavirus ha llegado casi sin avisar y pisando muy fuerte. La incertidumbre, el colapso sanitario, la falta de medios, sin vacuna, el caos, el miedo a lo desconocido, etc. Llevó a España a declarar el estado de alarma y ahí empezó el confinamiento, el cual se ha convertido, por ahora, en nuestro modo de vida.

El cierre de todos los comercios, excepto los supermercados, tiendas de alimentación, farmacias y otros servicios esenciales, ha convertido el canal online en el único modo de acceso a aquellas necesidades nuevas que se han creado por el confinamiento. El ser humano se ha tenido que adaptar a esta nueva realidad y una de las cosas que ha aumentado es la vida virtual: teletrabajo, "telecolegio", compras online que van desde la comida de la mascota a ropa, máquina de cortar el pelo, manualidades, libros, muebles y accesorios deportivos, entre mucho más.

Tras el confinamiento, hay una mayor expansión del comercio online

Después de más de cincuenta días de cuarentena, empieza la desescalada y la vuelta a la "nueva normalidad" con nuevos hábitos; por lo que se avecina un nuevo perfil de consumidor ahorrador debido al parón económico y nuestra memoria histórica de la crisis de 2008, la cual hizo que la sensibilidad al precio aumentara un 52% y que actualmente sea del 67%.

Este nuevo perfil, debido al confinamiento, es resultado de los nuevos hábitos adquiridos durante estos días de cuarentena. De hecho, habrá un aumento de la tecnología y la omnicanalidad como consecuencia de la crisis del coronavirus y el estado de confinamiento. Hemos pasado de 450.000 a 1.1 millones de hogares que han hecho uso de ello para comprar online.

Crecen las ventas de artículos de deporte, muebles y jardinería.

En esta nueva realidad, se ha visto un aumento considerable en las ventas online relacionadas con el hogar como mobiliario (+135%); jardinería (+130%), deportes (+191%) incluso material escolar para poder seguir las clases a distancia (+47%).

Cabe destacar que, días antes de la declaración del estado de alarma y el comienzo del confinamiento, la actividad online y el ecommerce mostraba una tendencia a la baja. No obstante, con esta nueva realidad, las ventas online se dispararon un 129% a partir del 15 de marzo. Es más, el canal online ya acumula, tras esta crisis sanitaria, un aumento del 86.6% llegando a 149% en la variación del 20 al 26 de abril de 2019 respecto 2020.

China se convierte en un referente

Ahora viene la desescalada y, bajo estas circunstancias, China se convierte en un referente para España y el mundo en general. Es un país al que hay que vigilar de cerca debido a su estado avanzado de evolución; fueron los primeros y lo siguen siendo en cuanto a los posibles pasos de comportamiento a seguir.

Tras el confinamiento y con la llegada de las primeras fases de la desescalada, China se convierte en un lugar donde buscar respuestas y una de las cosas que llama la atención es que más de la mitad (60%) de consumidores chinos, después de la cuarentena por la crisis sanitaria, pide impulsar el online y el home delivery.

Todo ello y la experiencia que hemos y estamos adquiriendo nos decanta por apostar e invertir en todo lo online, el cual ha generado nuevas necesidades de compra al consumidor y, en ocasiones, mayor facilidades.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!