Dificultades para dormir, quién nunca? Y no hay nada mejor que invertir en la alimentación saludable para combatir el problema! Echa un vistazo a ocho alimentos que pueden acabar con el insomnio.

Cerezas

Las cerezas integran un grupo reducido de alimentos sin procesar [VIDEO]que contienen melatonina - un elemento químico responsable de regular nuestro ritmo circadiano (relativo a la duración de un día o de unas 24 horas). Por lo que el jugo de cereza ha sido un gran aliado de las personas que tienen insomnio.

Otro hecho muy interesante, que va a ayudar a quienes viaja mucho, es el insomnio causado por la zona horaria. Muchos toman píldoras de melatonina para aliviar los efectos del cambio brusca de la zona horaria, el consejo es intercambiar esas sustancias industrializadas por jugos, jaleas y otros alimentos hechos a partir de cerezas frescas!

Arroz jazmín

Por contener un alto índice glucémico, el cuerpo digiere el arroz jazmín muy lentamente, y así pequeñas cantidades de azúcar se juega en el torrente sanguíneo a lo largo de la noche, garantizando un sueño más tranquilo.

Los beneficios del arroz jazmín para el sueño se publicó en el 2007 en el American Journal of Clinical Nutrition, afirmando que la ingesta de ese alimento cerca de cuatro horas antes de acostarse ayuda a dormirse rápidamente.

Papa dulce

¡La patata dulce no ayuda sólo a quedar monstruo! Rica en carbohidrato [VIDEO]complejo y potasio, ayuda a relajar los músculos del cuerpo. ¡Consumir una pequeña porción de patata dulce en la cena también garantiza una noche de sueño tranquila!

Té de Valeriana o Camomila

Hay muchos estudios que indican que consumir el té de raíz de la valeriana ayuda a dormirse y mejora la calidad del sueño. El té de manzanilla también tiene efecto calmante y es más indicado para niños y bebés, mientras que la valeriana es mejor para los adultos. Ambos se pueden comprar en casas de productos naturales.

Leche

La leche contiene el aminoácido triptófano, uno de los elementos más comunes en la producción de serotonina en el cerebro. Aún no existen estudios definitivos sobre la relación entre la leche y el sueño, pero los indicios apuntan que su consumo ayuda a combatir el insomnio.

Plátanos

Ricas en potasio y magnesio - ambas sustancias que relajan los músculos - el plátano es la famosa "2Bs": buena y barata! Si usted no tiene gusto de esa fruta, es hora de aprender más sobre ella! Además de ayudar a tener una noche de sueño mejor, es también una excelente fuente de carbohidratos, vitaminas y minerales.

Pavo

El pavo también contiene triptófano, pero en pequeñas cantidades. Sin embargo, el consumo regular de esta ave ayuda a equilibrar esta sustancia en el organismo.

Cereales

Quínoa, trigo en granos, trigo morisco y otros cereales también ayudan a dormir mejor. Ricos en carbohidratos también ayudan a regular el funcionamiento del intestino.