Siempre he sido una Mujer con tendencias melancólicas, llámame una persona triste, o nostálgica si lo prefieres. Siempre he intentado entender a todo el mundo, ser todo lo empática que puedo, ponerme en el lugar de los demás. Pero últimamente me cuesta entender ciertos comentarios con respecto a que la sensación mas maravillosa que una mujer [VIDEO] puede sentir en toda su vida es la de ser madre biológica. Me niego a aceptar esa afirmación, rotundamente.Porque cuando esas Mujeres comentan que lo mejor que puede pasarle a una mujer en su vida es parir un hijo, no creo que estén realmente pensando lo que escriben.

Las preguntas que muchas mujeres se plantean

¿Eso quiere decir entonces que yo, que no puedo ser madre biológica, no puedo aspirar jamás a un sentimiento tan grande de felicidad?¿Tengo que resignarme a vivir otras experiencias, comparándolas siempre a la más grande de todas?¿Me niego la posibilidad de sentir sensaciones de felicidad tan grandes el resto de mi vida?Creo que tengo derecho absoluto de negarme, de decirle a esas maravillosas madres, que no dudo sientan ese infinito amor por sus hijos, que no, , que parir un hijo no es lo mejor que puede pasarle a una mujer.

Las mujeres que no podemos parir un hijo, no estamos exentas de sentir y de vivir experiencias que nos hagan vibrar de felicidad, de amor. Nuestro instinto es exactamente el mismo que el de ellas. Quiza se triplica.

Las mujeres no nacemos para ser madres. Tenemos ese don, si, de crear vida. Pero eso no quiere decir que sea el el único sentimiento hermoso que puedo sentir o al que podamos aspirar. Vivimos en una sociedad donde hay que casarse, tener hijos, ser las mejores dentro y fuera de nuestras casas, la mejor madre, esposa. Porque somos mujeres, [VIDEO] porque ese es nuestro deber.Por eso no entiendo por qué esas mujeres no piensan antes de escribir con esa rotundidad que no hay sentimiento mayor ni más especial que el de ser madre.Porque yo aspiro a entenderlas, a sentir eso que ellas dicen que se siente, pero por otros motivos.

La felicidad de la mujer no es cuestión de maternidad

A mi me hace inmensamente feliz el sol en un atardecer de verano, aspirar a desarrollarme como persona, escribir, escuchar música. Luchar cada día al levantarme aunque esté triste. No quiero creer que la vida sea aspirar a ser madre. Quiero creer que uno de los sentimientos más hermosos de la vida de una mujer es superarse a ella misma y amarse. Amarse mucho. Y aceptarse con lo que en la vida te ha tocado vivir. No nos pongamos etiquetas. Las mujeres somos mujeres, y no hay nada a lo que hay que aspirar como tales, sólo a ser felices improvisando en esto que es la vida.