Se espera un verano complicado para los músicos de orquestas y otras agrupaciones musicales. La crisis del Coronavirus provocó que, con el comienzo del estado de alarma, se prohibieran desde el gobierno central las verbenas y fiestas populares, por el peligro de aglomeraciones que conllevaba su celebración. Ahora, esta situación provoca incertidumbre.

El sector no arranca a pesar de la desescalada

Una vez pasada la peor parte de la pandemia, e iniciada la desescalada en España, comienzan a ponerse en funcionamiento diversas actividades de hostelería, turismo y ocio. Sin embargo, las verbenas y fiestas populares continúan, a día de hoy, paralizadas.

Un sector en el que trabajan alrededor de 300.000 personas y que mueve 5.000 millones de euros en toda España según algunos cálculos.

Para estos trabajadores la nota predominante en estos momentos es la incertidumbre. Ya se han cancelado la práctica totalidad de fiestas populares y actuaciones de junio y de julio y las administraciones públicas no parecen saber qué hacer. Por ejemplo, desde la Federación Gallega de Municipios y Provincias piden a la Xunta un protocolo de seguridad para que puedan realizarse verbenas en verano. Sin embargo, desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se pide la cancelación de las fiestas populares por seguridad. En Madrid capital ya se dio la orden de suspensión de las fiestas en los 21 distritos de la ciudad hasta noviembre.

Trabajadores y músicos muestran su descontento

Ante la difícil situación que se les presenta, muchos músicos de orquesta y personas pertenecientes al sector de las verbenas han constituido asociaciones y grupos para hacer llegar a los gobiernos autonómicos y al gobierno central sus reivindicaciones. También a título personal, algunos de ellos muestran sus reivindicaciones en las redes sociales, como la cantante del Grupo Voltaje, que deja su opinión en su canal de Youtube.

Desde el sector de los músicos de orquesta se proponen algunas ideas para que las fiestas populares puedan realizarse este verano, como por ejemplo la adaptación de horarios, pero sobre todo reclaman un protocolo de seguridad que permita la celebración de eventos al aire libre. También reclaman una regularización total de su sector que permita mejorar sus derechos y condiciones laborales.

La cancelación total de las fiestas populares y verbenas en España este verano puede suponer que muchas personas, que dependen en su totalidad de este trabajo, entren en grave riesgo de exclusión social. Hay que recordar que la mayoría de estos trabajadores generan la totalidad de sus ingresos entre mayo y octubre, lo que puede suponer que, si se cancelan todas las fiestas, haya personas que no puedan generar ingresos hasta mayo de 2021.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!