Una de las posibilidades que da una Feria del Libro de las dimensiones de la de Buenos Aires, además de recibir a escritores consagrados como Pérez Reverte, Vargas Llosa o Paul Auster; es descubrir y conocer autores de menos renombre, pero no menor talento. Incluso conocer alguno de un destino tan exótico, para nosotros en este rincón al sur del mundo, como la isla-Estado de Malta, el único país totalmente insular del sur de Europa.

Este fue el caso con Alex Vella Gera (Malta, 1973)

Se encontraba en la Feria, invitado por la editorial chilena LibrosdeMentira, que editó su novela “Troyano”, Premio Nacional de las Letras de Malta en 2015; e hizo un aparte para esta nota, que fue hecha en inglés, dado que el entrevistador desconoce el maltés, y el entrevistado no sabe una palabra de español.

R: Primero que nada, lo que más me intriga: ¿cómo llega un escritor maltés a la Feria del Libro de Buenos Aires?

A: (sonríe) Es una buena pregunta.

Lo concreto es que en Malta existe el Concejo Nacional del Libro, que busca promover a los escritores y la literatura maltesa en el exterior. Entonces, representantes y agentes viajan a diferentes ferias del libro, como la de Frankfort, para promover la traducción y negociación de derechos de novelas y autores malteses. Esto fue lo que pasó con mi novela. Mi editor acá… bueno, no acá, en Chile, le interesó mi trabajo, y así llegué a esta Feria.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Libros

R: Cuéntanos algo acerca de la novela. Se titula “Troyano” y en la contratapa pude ver que trata sobre un señor, un tanto particular.

A: El personaje, Ganni Muscat (Nota: apellido que en Malta, es como Pérez o Rodríguez en países hispanos) Es un conservador muy estricto, un ferviente católico, de esos que piensan que el mundo actual está muy mal. No lo entiende. No entiende el mundo moderno. Juzga a todo el mundo, y desearía que todos fueran más conservadores, como él, sobre todo su hijo. Pero como, obviamente, las cosas no son como quisiera, y no tiene control, no le hacen caso.

"Mi personaje, Ganni, es similar a Laoconte"

R: ¿El título tiene algo que ver con el famoso caballo de Troya?

A: Sí, claro. Tiene que ver. Además, en La Ilíada está este personaje, Laoconte, un troyano, quien advierte a los suyos que no acepten la ofrenda de los griegos. Y como todos sabemos, el resto no le hacen caso, Mi personaje, Ganni, es similar a este troyano, en el sentido que está en contra, se opone, no quiere que la sociedad se vuelva tan liberal, ni que acepten tantos Derechos Humanos, porque cree que traerán cosas negativas a la sociedad.

Por supuesto, yo no estoy de acuerdo con ese punto de vista, pero hay gente que sí piensa como él.

R: El libro ganó el Premio Nacional de Literatura de Malta…

A: Sí. Ganó el premio del año 2015. Eso ayudó a su publicación en maltés, y ahora en español. A sí que, le llevó 3 o 4 años cruzar el Atlántico (risas)

R: ¿Tú escribes en maltés o en inglés?

A: Escribo mayormente en maltés, pero también un poco en inglés.

A veces, incluso, escribo en los dos idiomas al mismo tiempo. Los mezclo. Porque en Malta hay una parte de la población que habla en inglés, otra parte –menor- que lo hace en maltés, y el resto mezcla los dos idiomas o los usa indistintamente, sin conocer muy bien ninguno de los dos.

R: El italiano es otro idioma de uso común en la isla, ¿no?

A: En realidad el italiano solía ser un idioma muy influyente en nuestra cultura. La cultura italiana fue muy influyente en Malta, pero ahora ya no tanto. Yo, por ejemplo, aprendí italiano de niño, mirando la televisión italiana, porque al estar tan cerca de Sicilia, las señales de televisión se captaban fácilmente. Y era mucho mejor que la televisión maltesa. Por tanto, así es como aprendí el idioma.

"Fui enjuiciado por el gobierno y la policía"

R: También leí que tuviste problemas, incluso un juicio por obscenidad, debido a tu trabajo literario.

A: Sí, es cierto. Fui enjuiciado por el gobierno y la policía, por obscenidad y blasfemia. Porque en Malta las leyes de libertad de expresión eran muy conservadoras. Restrictivas.

R: ¿En qué año fue?

A: En el 20009. Al ser un país tan pequeño, la sociedad maltesa siempre es más conservadora. Se va desarrollando más lentamente. Aunque ahora, podría decirse que se está desarrollando más rápidamente que otros países. Es como que pasamos de un extremo al otro. Pero bueno, volviendo al juicio, di la batalla judicial y gané en la Corte. Las leyes de censura tuvieron que ser cambiadas, en parte por mi caso.

R: ¿De qué otros trabajos tuyos nos puedes o quisieras hablarnos?

A: He escrito tres novelas, incluyendo “Troyano”. Otra llamada “Cuando las serpientes vuelven a ser venenosas” que trata sobre las diferencias de clase, la política, y la clase empresarial en Malta, que es muy poderosa. En esa novela fue que mezclé maltés con inglés. Y la tercera es sobre un hombre joven que viaja a los Estados Unidos a finales de los 60’y termina de alguna manera en el Festival de Woodstock donde tiene una gran revelación. Esa se llama “Las Antípodas”. Después tengo algún libro de cuentos y relatos. En este momento estoy trabajando en un proyecto de una novela mucho más extensa, de la cual no puedo dar muchos detalles porque mi editor se enojaría conmigo.

R: ¿Qué nos puedes contar acerca de la literatura maltesa en general?

A: Es una literatura bastante nueva, ya que el maltés comenzó a ser escrito con reglas gramaticales claras, apropiadas, por 1920. Antes de esa fecha no existía una gramática. En mi opinión, la literatura maltesa está en un proceso de crecimiento. Por muchos años fue dominada por la Iglesia Católica, y estilísticamente por el Romanticismo. Pero desde los años 70’ se ha venido desarrollando cada vez más y más. Sobre todo en los últimos 10 años.

R: Intercambios como este son muy interesantes, y ojala hubieran más. En ambos sentidos.

A: Sí, totalmente. Creo que es necesario, porque en realidad todas las personas somos muy parecidas. La gente lee en Argentina y en Chile, y entienden mis novelas igual que en Malta, y a veces más. Estoy seguro que en Uruguay también pasaría. Incluso cuando hablas de una cultura concreta, bajo la superficie, es todo lo mismo, o todos tratamos sobre los mismos temas: los mismos miedos, las mismas alegrías.

R: ¿Vives de tu escritura? ¿Es posible vivir de la escritura en Malta?

A: No. No vivo de mi escritura. En Malta que es un país chiquito, con muy poca población, somos apenas 400 mil habitantes. Es imposible. Pero no vivo en Malta ahora, sino que vivo en Bruselas, donde trabajo de traductor.

R: Muchas gracias Alex.

A: Gracias a ti.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más