Uno de los momentos más emocionantes de la 72º edición del Festival de Cannes ha tenido lugar con la entrega de Palma de Oro de Honor al actor francés Alain Delon por su enorme contribución al Cine durante toda su vida. Ha estado a las órdenes de algunos de los mejores directores del séptimo arte. Entre ellos, Losey, Visconti, Clement o Melville, entre algunos de los más relevantes y a los que el galán francés se refirió en su discurso. Muy emocionado, comentó que “todos están muertos y por eso he venido yo".

Alain Delon, criticado por su apoyo a Le Pen

No obstante, esta entrega de este premio dedicado a una vida dedicado al cine no ha estado exenta de polémica al ser criticado desde diferentes esferas de la cinematografía francesa por sus simpatías con el Frente Nacional de Jean Marie Le Pen [VIDEO] y ahora liderado por su hija Marinne Le Pen. Al igual que por unas declaraciones del actor que han sido interpretadas como de machistas al referirse que había abofeteado a mujeres.

En cualquier caso, ha sido un momento mágico el que se va vivido en el Festival de Cannes y que ha culminado con todo el público puesto en pie aplaudiendo a Alain Delon. Recordado que ha estado presente en algunas de las mejores películas en la historia del cine como por ejemplo, “Rocco y sus hermanos”, “El Gatopardo”, “A pleno sol” o “La muerte no deserta” y que quedarán en la retina de los buenos aficionados.

También desarrolló su papel de actor en la Meca del Cine, en Estados Unidos, cuando fue requerido por el prestigioso productor David Selznick. Aunque como reconoció la veterana estrella “al final llegué al convencimiento de que aquello no era lo mío, y me volví a Francia". Participó junto a grandes estrellas de Hollywood como Burt Lancaster, George Kennedy, Paul Scolfield o Robert Wagner.

Las lágrimas afloraron en la entrega del premio

Durante la ceremonia de la entrega de este premio recordó con gran emoción su pasó por el ejército francés durante la Guerra de Indochina.

También por el hecho de que había trabajado con grandes cineastas de reconocida ideología comunista. Como por ejemplo, el director Joseph Losey al que se refirió Alain Delon en su discurso como “gente que nada tenía que ver con tu ideología".

No faltaron otros momentos no menos emocionantes, como al recordar a compañeros que ya no estaban con él y que hicieron saltar las lágrimas a unos de los hombres más duros del séptimo arte.

Alain Delon se acordó de su compañera de rodaje, Annie Girardot, de la que se confesó que se quedó “perdidamente enamorado”. Un festival de cine que, obligatoriamente, va a quedar vinculado a la obra de este gran actor del cine francés e internacional.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más