Este político y filántropo sudafricano ocupó la presidencia de su país en el periodo 1994- 1999, siendo el primer presidente de raza negra de ese país africano y también fue el primero en ser elegido mediante sufragio universal en ese país. De profesión abogado, Mandela fue un activista contra el Apartheid, un sistema de segregación racial que prevaleció en varios países del continente africano.

Sus orígenes

Nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, Unión Sudafricana, siendo bautizado como Nelson Rolihlahla Mandela; Rolihlahla, significa halar la rama de un árbol, algunos lo interpretan como alborotador.

Su apellido Mandela, deriva del nombre de su abuelo, uno de los hijos de Ngubengcuka, bisabuelo de Nelson Mandela quien fuera jefe del pueblo tembú en tierras de Transkei, lo que luego se conoció como la Provincia Oriental del Cabo.

Sus inicios en la política

Mandela estudió abogacía en la Universidad de Fort Hare y en la Universidad de Witwatersrand. Durante su estancia en Johannesburgo participó como activista anticolonialista, participando cono líder en las filas del Congreso Nacional Africano, y en la fundación de su Liga Juvenil.

En 1952 fue elegido como presidente regional del Congreso Nacional Africano y presidió el Congreso Popular del año 1955. Mandela fue arrestado en varias oportunidades por actividades de insurrección, siendo judicialmente procesado por Traición.

Conspiración y encarcelamiento

En vista de sus ideales marxistas, militó en el Partido Comunista Sudafricano, formando parte del comité central, y aun cuando se inclinaba fuertemente por la lucha no violenta, en 1961 fundó y dirigió una organización guerrillera terrorista llamada Umkhonto we Sizwe o “La Lanza de la Nación”.

El año siguiente fue encarcelado y acusado de conspiración contra el gobierno, por lo cual fue sentenciado a cadena perpetua. Permaneció en prisión durante 27 años, siendo excarcelado en 1990 tras las fuertes campañas internacionales que abogaron por su libertad.

En libertad y en el poder

Intervino en las negociaciones políticas para abolir el Apartheid e impulsar las elecciones generales del año 1994, en las que dirigió el triunfo del Congreso Nacional Africano en las urnas, convirtiéndose en el primer presidente de raza negra en su país.

Durante su Gobierno invitó a políticos de otros partidos a unirse a su equipo de trabajo; promulgó una nueva constitución para el país y creó una comisión de la verdad y reconciliación encargada de investigar las violaciones a los derechos humanos cometidas durante el Apartheid.

Combatió la pobreza y mejoró la expansión de los servicios de salud, se implantaron medidas para reformar la propiedad y tenencia de las tierras, sin embargo, permitió la continuidad de algunas políticas liberales establecidas durante los gobiernos anteriores. Luego de retirarse de la vida política, se dedicó a realizar obras de caridad y a luchar contra el virus del SIDA, creando la Fundación Nelson Mandela.

Su legado y su muerte

Hoy a casi un centenario del natalicio de Nelson Mandela, el mundo recuerda como un símbolo de libertad a este prócer Sudafricano quien fue acreedor de más de 250 menciones honoríficas y diversos premios a nivel mundial, entre los que figuran el Premio Nobel de la Paz, el Premio Lenin de la Paz y la Medalla Presidencial de la Libertad, y en su natal Sudáfrica es considerado una figura nacional muy respetada, el Padre de la Nación Sudafricana.

Luego de una prolongada enfermedad respiratoria y con 95 años de edad, Mandela falleció el 5 de diciembre de 2013, en Houghton, Johannesburgo, en compañía de su familia. ​

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!