Existen varios trastornos del estado de ánimo que pueden derivar situaciones graves e incluso llegar a tener un gran impacto en nuestra salud física, siendo los más frecuentes son la ansiedad y la depresión. Si bien es imprescindible cuidar de nuestro estado de salud mental, también sería recomendable adoptar un estilo de vida diferente. Algo que es sumamente efectivo es una dieta saludable, la cual mejora nuestro estado mental por completo.

Diferencias entre una dieta saludable y el apoyo social

Según un estudio de 12 semanas realizado en 2016, adherirse a un conjunto de pautas nutricionales sanas es un tratamiento más efectivo para la depresión que tener acceso a un grupo de apoyo social.

Así es como se realizó el experimento: los investigadores reclutaron a 67 participantes con algún grado de depresión y los dividieron en dos grupos de 33 y 34 personas. Al primero se le dio un plan de dieta que enfatizaba las porciones saludables de todos los principales grupos de alimentos. Prescribía granos integrales, verduras, frutas, pescado, carne magra y otras porciones nutritivas de alimentos saludables.

El segundo grupo, por el contrario, recibió apoyo social, un protocolo de "amistad" que alentó a los participantes a hablar sobre sus intereses y participar en actividades grupales. Algunos estudios han demostrado que es tan efectivo como la terapia de jardín. Suena divertido, ¿verdad?

Pero la dieta saludable resultó ser un método más confiable para contrarrestar la depresión.

Al comienzo del estudio, cada participante recibió una puntuación en la Escala de Evaluación de la Depresión de Montgomery-Åsberg (MADRS). Es una escala de cero a 60, de forma que a mayor puntuación, más grave sería la depresión.

Los grupos de dieta y apoyo social comenzaron con aproximadamente la misma puntuación: 26.1 para el primero, 24.7 para el segundo. Pero tras 12 semanas, el grupo de dieta mostró resultados mucho más pronunciados. Su nueva puntuación en MADRS fue de 14.8, mientras que el grupo de apoyo social se registró en 20.5.

Ahí lo tienes: los amigos son geniales, pero si estás teniendo depresión tu primera prioridad debería ser tu salud.

La dieta que acaba con la depresión

En caso de que quieras probar esta dieta para tus propias necesidades de salud mental, estos son los alimentos y las cantidades:

  • Grano integral (5 a 8 porciones al día)
  • Vegetales (6 porciones al día)
  • Fruta (3 porciones al día)
  • Productos lácteos bajos en grasa y sin azúcar (de 2 a 3 porciones al día)
  • Aceite de oliva (3 cucharadas soperas al día)
  • Nueces crudas y sin sal (1 porción al día)
  • Legumbres (de 3 a 4 porciones a la semana)
  • Pescado (al menos 2 porciones a la semana)
  • Carne roja magra (3 a 4 porciones por semana)
  • Pollo (de 2 a 3 porciones a la semana)
  • Huevos (hasta 6 porciones a la semana)

La otra parte de la dieta es una lista de cosas "extras" a evitar como dulces, cereales refinados, comida frita, cerveza y licor, manteniéndose en un máximo de tres porciones a la semana.

El alcohol también estaría incluido en la lista de cosas a evitar, de forma que no sería recomendable el consumo de más de dos bebidas estándares de vino tinto, blanco (preferiblemente el rojo tiene un poco más de libertad), cerveza y otros licores.

La dieta tiene muchas reglas, pero también deja espacio para una comida más placentera. Eso hace que sea mucho más fácil seguir con un plan de salud mental durante semanas e incluso meses.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!