Aunque 30 años más joven y con concepciones estéticas más bien opuestas Egon Schiele y Gustav Klimt fueron buenos amigos. Si Klimt encontró su musa en Adele Bauer, Schiele lo hizo en su modelo y amante Wally Neuzil.

Schiele, aún demasiado escandaloso hoy en día

El carácter inquietante y marcadamente sexual de su obra han logrado convertirla en noticia de nuevo un siglo después, al ser censurada en Reino Unido y Alemania. Ambos países se han negado a la iniciativa de la oficina de turismo de Viena de adornar vallas publicitarias y paredes con las obras de Schielle para celebrar el centenario de su muerte.

Seguramente los responsables de esta decisión temían la reacción de los espectadores ante la mirada directa de un intenso azul de la modelo Wally Neuzil, su cabello pelirrojo y su provocativa sonrisa, en actitudes directamente sexuales. En su momento Schiele pasó tres semanas en la cárcel porque su obra fue acusada de pornográfica.

Aún hoy los cuadros del pintor vienés siguen resultando escandalosos, así que la ocurrencia de los responsables de la campaña del 100 aniversario de su muerte fue tapar las partes íntimas de Wally con una banda que decía “Lo siento, 100 años pero demasiado atrevido para hoy” junto al hashtag #ToArtItsFreedom.

Wally Neuzil modelo y amante

Schiele y Wally Neuzil estuvieron juntos entre 1911 y 1915, cuando se conocieron ella tenía 16 años, al principio solo fue su modelo, pero su relación tomó otro cariz y se hicieron amantes.

No obstante Schiele la dejó en 1915 para casarse con otra mujer. Ella logró reencauzar su vida y durante la Primera Guerra Mundial trabajó como enfermera. Sin embargo, murió joven a los 23 años mientras trabajaba en Dalmacia al contraer la fiebre escarlata. Él sigue siendo uno de los pintores más controvertidos de la historia del arte.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!