El primer día en el trabajo puede ser uno de los más memorables, y tal vez estresante, de tu carrera. Has pasado por el proceso de búsqueda de empleo, horas perfeccionando tu currículum, días preparándote para entrevistas y semanas tratando de impresionar a tu nuevo jefe, y ahora que has conseguido el trabajo, necesitarás cumplir con las altas expectativas.

La mayoría de las personas recuerdan sus primeros días de trabajo debido a la gran presión que tenían para impresionar. Pero, hay buenas noticias, puedes reducir tu ansiedad siendo tan meticuloso al planear tu primer día como lo hiciste para asegurar tu nuevo puesto.

El primer día establece el punto de arranque de lo que será el desempeño en tu carrera profesional con aquellas personas que vas a interactuar. Así que es muy importante tener un buen comienzo. A continuación, cinco pasos que deberías hacer en tu primer día de trabajo:

Haz preguntas

Aunque el primer día realmente se trata más de escuchar, puede y debes hacer preguntas cuando sea necesario. En general, intenta demostrar tu curiosidad y deseo de aprender. Sin embargo, ten cuidado con hacer demasiadas preguntas. Tienes mucho tiempo para dominar el trabajo. Es una buena idea prepararte anotando preguntas prácticas y generales sobre cómo puede ser más exitoso en el papel.

Prepara un resumen de ti

Prepárate para dar una explicación de 30 segundos de quién eres y dónde trabajabas antes, ya que muchos colegas nuevos probablemente te preguntarán sobre tu lugar de trabajo.

Prepárate para describir también lo que harás en el nuevo puesto, ya que puede haber personas que tengan una comprensión vaga de tu función o simplemente quieran entablar una conversación.

Llega temprano

Llega al menos 15 minutos antes al sitio de trabajo. Ser puntual es sinónimo de profesionalidad. Si llegas tarde el primer día de trabajo, dejarás una muy mala impresión.

Por eso es recomendable que llegues unos minutos antes para que puedas ir conociendo el lugar y a tus compañeros.

Conoce a tus compañeros

Dos de los factores más importantes para tener éxito en un trabajo son, no solo llevarse bien con sus compañeros de trabajo, sino también asociarse con los correctos.

En cualquier entorno de trabajo de gran tamaño encontrarás diferentes tipos de personas, algunas de ellas se adaptarán mejor a la gestión que otras. Si desea avanzar en los rangos, tendrás que asociarte con las personas adecuadas. Además es esencial que comiences a determinar la política de la oficina desde el primer día.

Relájate

Mientras está comenzando tu trabajo, recuerda relajarte al comienzo del trabajo para que puedas optimizar tu productividad. Asegúrate de estar bien descansado, preparado y tener todas las ganas para llegar a tiempo. Esta es tu gran oportunidad, y estás en tu mejor momento.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!