Con el Cine de Almodóvar ocurre como con la ópera: o la amas o la odias. Así sin más. O te enamora y te engancha o no quieres ni oír hablar de él, como si fuese ver al mismísimo demonio. Como si de la peste se tratara, las personas que odian el cine "almodovariano" huyen de él como si fuesen a apestarse del mismo.

Es como si al cambiar la televisión y sintonizar un canal donde hay una película suya, de repente sintonizaran con la parte de ellos mismos que rechazan, es como si vieran en la realidad de sus películas, la realidad de ellos mismos que odian.

Todas somos mujeres Almodóvar

Porque las películas de Almodóvar son una realidad sin filtros de la forma de vivir española. Sin los filtros estadounidenses de un cine que pretende ser y no es, de un cine que utiliza un "colador" vestido de fraternidad oscura, de unos modos de vida que si bien puedan ser reales allí, aquí nos hace soñar con un mundo que no es real, donde los héroes son superhéroes disfrazados con poderes sobrenaturales y aquí, Almodóvar mediante, las heroínas son mujeres disfrazadas de cotidianidad, con vestidos de fuerza, de valentía, de poder, mucho poder, y de sufrimiento también.

Porque las" mujeres Almodóvar" son mujeres que no tienen máscaras, que luchan por mantener sus derechos en una España donde aún se subestima a la mujer, donde luchan, ríen, sufren, aman.

Quizá las mujeres que odian el cine de Almodóvar realmente se vea a sí mismas como un reflejo de esas mujeres, se identifican con ellas, y quisieran gritar a los cuatro vientos que se sienten así, pero en España está mal visto que las mujeres tengan voz, que reconozcan abiertamente que se sienten como Penélope Cruz, María Barranco, Victoria Abril,...

entre otras, y de que disfruten viendo en la pantalla una parte de ellas mismas.

La intención de Almodóvar tal vez sea eso precisamente, hacer que esas mujeres se enfrenten con sus miedos, sus deseos, sus instintos mas naturales, donde las mujeres sexualmente activas, los desnudos, las "palabrotas" abundan y precisamente nos enseñan de pequeñas lo contrario, a que eso no se hace y no se dice, que tenemos que ser buenas chicas y estar calladitas.Tal vez su intención sea que más y más mujeres se vean en el espejo de sus films, plagados de una hermosa fotografía, de una #musica que no pasa desapercibida y que te envuelve como seducido por una atmósfera de sensaciones de realidad, de que les pertenece.

Las mujeres Almodóvar son todas las mujeres que gritan que están aquí, que aman, que odian, que luchan, que ganan y pierden, que viven en un país de mujeres maravillosas, hechas realidad a la orden de luces, cámara y acción.

Por todas esas mujeres "raras", maravillosamente raras.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!