Hans Christian Wolters, fiscal alemán que lidera el caso de la búsqueda de la pequeña Madeleine McCann, ha informado, a través de una carta enviada a los padres de la niña, que esta está muerta, según publica The Daily Mail. Sin embargo, los padres niegan que ninguna autoridad alemana les haya enviado una carta en donde se muestren pruebas o evidencias del fallecimiento de la niña, y que lo único que ha hecho el reportaje del periódico inglés ha sido provocar ansiedad e interrumpir la vida de los familiares y amigos.

Madeleine McCann, con tres años cuando desapareció, fue presuntamente secuestrada y asesinada en el 2007 por el alemán Christian Brueckner cuando la familia se encontraba de vacaciones en Algarve, Portugal.

El supuesto secuestrador y asesino se encuentra en la cárcel por otros delitos, pero nadie ha revelado más información al respecto de este individuo.

Wolters no informó en la carta a los padres de ninguna evidencia que probara sus declaraciones de la muerte de la niña

Wolters no puede compartir información o evidencias con los padres, Scotland Yard o las autoridades portuguesas porque “podrían poner en peligro la investigación”, según relató al diario The Daily Mail, pero que tienen evidencias concretas de que el sospechoso, Brueckner, la mató. El alemán admite que nada de esto fue escrito en la carta, defendiéndose con estos argumentos, pero cree que lo que la familia quiere es que lleguen a solucionar el caso de forma exitosa para que puedan pasar página.

El fiscal alemán no informará de ningún detalle de la investigación hasta que se presenten oficialmente los cargos

“En Alemania somos muy reservados (…) nos los guardamos todo para nosotros hasta que presentamos cargos” declaro Wolters, quien matizó que, a diferencia de Scotland Yard, siguen investigando la desaparición de la niña como un caso de persona desaparecida.

"Ellos están llevando la investigación como un caso de asesinato y tenemos evidencias para ello”, asegura el fiscal alemán. Por otra parte, la policía local portuguesa está llevando a cabo una investigación por una serie de pozos dentro de una finca que alquiló el sospechoso, pues piensan que puede ser por allí donde escondió el cadáver de la niña.

La familia McCann no hará más declaraciones al respecto, aunque vuelvan a recibir noticias de cualquier autoridad

Los padres de la niña, a través de su portavoz, Clarence Mitchell, no harán más declaraciones sobre el asunto; mientras que el abogado que representa a la familia en Portugal, Rogerio Alves, exige a las autoridades alemanas que sean transparentes con las investigaciones y que digan qué están haciendo exactamente al respecto para resolver el caso. Sin embargo, los McCann dicen no tener ningún portavoz oficial ni ningún abogado.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!