Máxima preocupación en China ante un rebrote del Coronavirus, en el país ya hay más de 90.000 personas confinadas. Parece que la historia se vuelve a repetir en China y el epicentro de este nuevo brote está, de nuevo, en un mercado. Un nuevo brote de la pandemia por coronavirus ha activado todo tipo de alarmas en el gigante asiático. Se han detectado, solo en la ciudad de Pekín, más de un centenar de nuevos contagios, aunque las autoridades sospechan que el número real podría ser mayor. China ya ha confirmado que está, otra vez, “en guerra” contra el temido COVID-19 cuando todo parecía señalar que habían sido capaces de superarlo.

China se ha mostrado muy preocupado por este rebrote del coronavirus que se inició en un mercado de productos frescos en Pekín

El origen de este rebrote, en este caso, no está tan claro como fue en el caso de Wuhan, aunque se sospecha que el virus estaba en una tabla de las que se suele utilizar para cortar piezas de pescado, en este caso salmón importado y en la ciudad de Pekín. Las autoridades sanitarias del país han confirmado un total de 107 nuevos casos solo en la capital de Pekín, que ya están realizando pruebas con ácido nucleico a todas las personas que han podido estar en contacto con algún caso ya confirmado o que haya visitado el mercado epicentro de este rebrote del coronavirus: un centro de alimentos frescos en Xinfadi, el más importante de la ciudad, que permanece cerrado desde el pasado sábado por seguridad.

Las autoridades de China han llevado a cabo las medidas necesarias para evitar la expansión del coronavirus

Uno de los datos más preocupantes para las autoridades es que la capacidad de propagación de este rebrote es mucho más alto que en el caso de Wuhan, y las autoridades ya están tomando todas las medidas necesarias para evitar la expansión del virus.

Por el momento, han llevado a cabo el confinamiento de un total de 90.000 personas en un total de veinte barrios. Además han prohibido la salida de taxis de los límites de la ciudad y más de 100.000 funcionarios están en primera línea vigilando los datos del rebrote para tener controlado el virus.

Las autoridades de Pekin están viviendo una auténtica carrera contra reloj para parar la expansión del coronavirus

Las primeras sospechas sobre el origen del brote están en un local cuya actividad se centra en el despiece de salmón en el mercado de abastos de mayor tamaño de toda la ciudad y, por el momento, ya se han tomado varias muestras en todos y cada uno de ellos puestos del mencionado mercado. El miedo se nota en las calles, aunque algunas personas consideran que estamos ante una falsa alarma, nadie se puede olvidar que la pandemia se inició en otro mercado, el de Wuhan. Un portavoz de la alcaldía de Pekin, Xu Heijan, ha asegurado que la situación de la epidemia en una de las ciudades más grandes del mundo es “extremadamente grave”.

Según declaraciones por parte del representante en el medio The Guardian, las autoridades de Pekín están viviendo una auténtica carrera contra reloj para frenar el virus del coronavirus.

Igualmente, el Gobierno de Pekín ya ha decretado el cierre de 21 recintos de tipo residencial a poca distancia del mercado epicentro del nuevo rebrote, así como de otro centro de venta de productos básicos en la zona de Haidian, situada al norte del propio mercado de Fengtai, en donde también se han contabilizado varios casos. Gao Fu, director del Centro para la Prevención y Control de las Enfermedades, ha señalado que ya se está rastreando el origen exacto de este nuevo rebrote del coronavirus que ha tirado por tierra el trabajo realizado previamente

.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!