El gobierno holandés realizó un brusco giro en U el sábado y permitió que dos Niños armenios cuya solicitud de asilo había sido rechazada permanecieran en los Países Bajos.

La decisión de que se queden

La decisión se tomó después de que los niños, Lili, de 12 años, y su hermano Howick, de 13, se escondieran antes de las deportaciones previstas. El gobierno se enfrentó a una creciente desaprobación por su negativa original, a permitir que los hermanos permanecieran en el país donde han vivido durante una década.

El Ministerio de Justicia y Seguridad dijo en una declaración escrita el sábado que mientras que las autoridades holandesas y armenias habían trabajado duro para arreglar una situación segura para la pareja en Armenia, los "acontecimientos recientes" significaban que "el bienestar y la seguridad de los niños ya no pueden ser suficientemente garantizados".

La declaración agregó: "Por lo tanto, el Secretario de Estado, teniendo todo en cuenta, ha decidido que los niños pueden permanecer en los Países Bajos".

No está claro si su madre, que fue deportada a Armenia el año pasado, podrá regresar con sus hijos.

El sábado pasado, el portavoz del Ministerio de Justicia, Maarten Molenbeek, dijo que los niños se escaparon de un hogar de acogida durante la noche y que la policía solicitó la ayuda del público para localizarlos. Un tribunal de Ámsterdam rechazó el viernes una oferta final para bloquear sus deportaciones, que estaba programada para el sábado a más tardar.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

En Holanda han cambiado las normas para los migrantes

Los Países Bajos eran conocidos en su día como una nación acogedora para los migrantes, pero en los últimos años se ha vuelto más difícil debido al aumento del número de llegadas. El gobierno argumenta que tiene que aplicar estrictamente sus normas de inmigración para mantener el apoyo público a la concesión de asilo a las personas que huyen de la guerra y la persecución en países como Siria.

Sin embargo, las autoridades han sido duramente criticadas por grupos de defensa de los derechos humanos y partidarios de Lili y Howick.

La defensora nacional independiente de la infancia, Margrite Kalverboer, acusó al gobierno del primer ministro Mark Rutte de "violar los derechos fundamentales de los niños" con su decisión de deportarlos. Los niños llegaron a los Países Bajos con su madre en 2008 y asisten a la escuela ahí, pero una serie de tribunales rechazaron sus solicitudes de asilo y dictaminaron que en Armenia estaban a salvo.

Según se informa, los niños nunca han visitado el país y no hablan armenio. Los abogados que los representaban argumentaron ante el tribunal que la madre no podía cuidar psicológicamente a sus hijos.

El secretario de Estado de Justicia y Seguridad, Mark Harbers, defendió el viernes la postura del gobierno, pero reconoció que fue una decisión difícil deportarlos. "Todo el mundo se siente emocionado por esto; eso también se aplica a alguien en el Gabinete como yo", dijo Harbers.

"Pero al mismo tiempo tienes que seguir mirando todos los hechos que juegan un papel."

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más