La conversión es parte de un paquete económico que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dice apunta a estabilizar la economía del país productor que desde 2016 está oficialmente en "estado de excepción y emergencia económica." El bolívar soberano tiene por objeto simplificar las transacciones y registros contables y comprende papel moneda de valor diferente: dos, cinco, diez, 20, 50, 100, 200 y 500 Bs.S) y dos monedas metálicas (de 50 centavos y 1 Bs .S).

Por otro lado, el país pasará a tener también la cripto moneda venezolana el petro, que será la unidad monetaria contable de uso obligatorio para todas las operaciones relacionadas con la actividad petrolífera y cuyo valor estará indexado al valor del precio internacional del barril de crudo y, se basará en las reservas de varios recursos naturales, como el petróleo, el oro, los diamantes y el gas natural.

El 20 de agosto entra en circulación de la nueva moneda

La reconversión viene acompañada de un nuevo sistema salarial cuyo valor tendrá por base 0,50 de petro y que va a hacer aumentar casi 35 veces el salario mínimo mensual de los venezolanos, que pasó de 5.19 Bs.S a 1.800 Bs.S (de 1,14 euros a 39,50 euros).

La reconversión y el uso del petro, que los analistas asocian a la aplicación de un sistema dual como en Cuba, con el peso cubano válido sólo en la isla y el peso convertible, válido para cambiar por moneda extranjera, forma parte de un paquete económico.

Nuevo aumento en el precio del combustible

Este paquete incluye el aumento de los precios de los combustibles para equiparar a los valores internacionales, una medida que está siendo cuestionada por la población y que ha llevado al Gobierno a anunciar la asignación de subsidios para la compra de gasolina a quien se registre previamente y tenga el designado "tarjeta de la patria", promovido por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el partido en el poder.

A partir del lunes pasa también a existir un nuevo sistema de control de cambio, que dejará de tener como base el dólar estadounidense, para estar indexado al petro, y que sustituye a la legislación que estaba vigente desde 2003. El cambio de divisas deja de estar sujeto a penalizaciones pero siguen existiendo restricciones para la libre obtención local, oficial, de moneda extranjera. Este cambio determinará el precio local de los productos, que dejan de estar vinculados al bolívar para ser fijados por el ejecutivo con base en la cripto moneda venezolana.

El Gobierno promete austeridad y cero de déficit fiscal y aumentó el IVA del 12% al 16% exonerando los bienes de consumo masivo y de primera necesidad para la población, tales como alimentos, medicamentos y materiales para la agroindustria y las grandes transacciones financieras pasarán a pagar entre el 0 y el 2% del impuesto sobre el valor de las mismas.

Expertos cuestionan las medidas

Varios economistas venezolanos ya expresaron preocupación por las medidas anunciadas que, a su vez, contribuyen al amento de la inflación, en un país que registra ya hiperinflación y que, según el Fondo Monetario Internacional, termine 2018 con una subida anual acumulada del 1.000.000%.

Los economistas están de acuerdo en que la economía pase a estar indexada al precio internacional del petróleo pero cuestionan la confianza del petro, que dicen, no es reconocido fuera del país.

En los próximos días, la reconversión monetaria y las medidas económicas van a ocasionar en los próximos días confusión en los consumidores, principalmente en el sector privado y comercial y advierten que hay factores que podrían llevar a un "ambiente de agresiva devaluación" ya una etapa de "más agresiva" hiperinflación".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más