Michael Cohen, exabogado personal de Donald Trump confesó ante el FBI en Nueva York que cometió fraude fiscal y financiamiento ilegal en la campaña presidencial. También admitió haber pagado a mujeres para ocultar las relaciones sexuales que habían tenido con el candidato y que podían perjudicar su imagen. Al parecer estas mujeres fueron: Stormy Daniels, quien es actriz de cine porno y Karen McDougal, una exmodelo de Playboy.

Detalles acerca de la confesión de Cohen

Cohen filtró una grabación en la que se encuentra hablando con Trump sobre el pago para una exmodelo. Con estas declaraciones el exabogado afirmó que el actual presidente Trump vulneró las normas electorales y que además deben sumarse otros cargos por fraude fiscal.

Esta situación compromete la imagen del presidente, sin duda alguna. Además, confesó haber suministrado información falsa a una entidad bancaria para obtener un crédito de 20 millones de dólares.

Antecedentes de Michael Cohen con relación a este caso

Las investigaciones sobre Cohen se iniciaron en el mes de abril con la intervención del FBI en las oficinas privadas del abogado. Allí se recopilaron documentos y distintas cartas donde se evidenciaba la participación de Trump.

El fiscal Mueller era quien manejaba el caso y fue quien presentó a la Fiscalía la información encontrada en la mencionada oficina acerca del soborno para las mujeres que también confesaron haber estado con el actual presidente entre los años 2006 y 2007.

Al parecer recibieron más de 130.000 dólares por su silencio antes de que se llevaran a cabo las elecciones. Estos pagos pueden ser considerados como ilegales durante la campaña del presidente ya que no solo presuntamente fueron realizados, sino que además ese dinero se recuperó mediante la emisión de facturas falsas a la compañía de Trump.

Las leyes sobre el financiamiento de las campañas son muy claras al establecer que no se puede utilizar dinero ilícito por lo que Trump pudiera estar implicado en hechos que afectarían su reputación.

Cohen había prometido en una oportunidad defender a su cliente incluso con su propia vida. Sin embargo, al parecer se olvidó de dicha promesa para poder solicitar una rebaja en las penas.

La condena para el exabogado de Trump puede ser de hasta 65 años de cárcel, aunque luego de la confesión podría ser reducida a 5 años. Cohen actualmente, se encuentra en libertad luego de haber pagado una multa de medio millón de dólares como fianza.

Los delitos imputados fueron al parecer cometidos entre el año 2012 y 2016, y de estos el abogado admitió ser culpable de 8 cargos, incluyendo además el delito de evasión fiscal y de fraude bancario. El fiscal que maneja el caso aseguró que Cohen deberá pagar por ellos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más