Este 21 de agosto, Michael Cohen, el exabogado del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se declaró culpable de varios delitos. Entre ellos fraude bancario, fraude fiscal, y reconoció además haber violado la ley de financiación de campañas. A la vez que involucra al presidente Trump de haber participado en situaciones comprometedoras. Esto solo con la finalidad de obtener beneficios en los pasados comicios electorales, donde resultó ganador.

Se entregó a la justicia

El ex abogado personal del presidente Donald Trump durante muchos años, se entregó a la justicia estadounidense, al presentarse este 21 de agosto ante el FBI de Nueva York. Cohen, quien trabajó durante muchos años para el presidente, y había prometido lealtad, se confesó culpable de varios delitos e involucra al presidente.

En su declaración, Michael Cohen reconoció que antes de las elecciones del 2016, donde resultó ganador Trump, él fue encargado de pagar el silencio de mujeres con quienes el presidente mantuvo supuestas relaciones sexuales.

Según el informe de la declaración, el abogado pagó la suma de 130 mil dólares a Stormy Daniels, una actriz de cine porno, y de 150.000 dólares a Karen McDougal, exmodelo de la revista Playboy, por no divulgar sus relaciones con el entonces candidato. Además, todo esto bajo el mandato y consentimiento del mismo Trump, y con la finalidad de no perjudicarlo en los comicios electorales.

Robert Khuzami, el fiscal encargado del caso, explicó a los medios de comunicación que Cohen reconoció haber pagado él mismo esa suma de dinero a las dos mujeres para “comprar su silencio”, violando de esa manera la ley de financiación de campañas, ya que ese dinero fue una especie de subsidio ilegal a la campaña electoral de Donald Trump.

Esto debido a que las cantidades superaron los límites y por otro lado, no fueron declarados. Adicionalmente, dicho dinero le fue reembolsado al abogado, que pasó facturas a la empresa de Trump, que además eran falsas.

Coincidencias nefastas para Trump

Cabe destacar que el presidente estadounidense ha mantenido distancia a Cohen en estos últimos años, a pesar de que fuera uno de sus colaboradores más cercanos.

De hecho, en una oportunidad, el abogado manifestó su lealtad en forma pública a tal grado que dijo estar dispuesto a recibir “balas” por el candidato. Por otro lado, luego de entregarse, Cohen se declaró culpable ante un Tribunal Federal de Manhattan, precisamente el mismo día en que Paul Manafort, ex presidente de campaña de Trump, fuera sentenciado por ocho delitos por fraude al estar involucrado de alguna manera con el presidente.

Las autoridades han anunciado que el juicio de Cohen quedó pautado para el 12 de diciembre, mientras tanto se le dio el beneficio de la libertad bajo fianza.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más