Luego del derrumbe de un tramo del puente Morandi en la ciudad de Génova, Italia, la Fiscalía de esa ciudad italiana ha iniciado una investigación que permita esclarecer las causas del incidente. El desplome de la estructura ha ocasionado hasta el momento al menos 37 fallecimientos y aún permanecen algunos heridos de gravedad debatiéndose entre la vida y la muerte. Las autoridades temen que la causa del derrumbe sea “un error humano”, tal como lo señalara Francesco Cozzi, Fiscal general de Génova, en una entrevista televisiva.

Una sola pregunta

El fiscal señaló en sus declaraciones que la investigación que se ha iniciado buscará dar respuesta a una sola pregunta, "¿por qué ha sucedido?”. Según el fiscal, este será el objetivo fundamental de las averiguaciones y harán todo lo que sea necesario para alcanzarlo.

Según la información suministrada por la Delegación del Gobierno de Génova, el saldo preliminar de este fatídico incidente es de 37 muertos y 16 heridos, de los cuales al menos 12 sufrieron lesiones de gravedad.

Continúan las labores de rescate

Aproximadamente a las 12.00 del mediodía (10.00 GMT) del martes y durante un torrencial aguacero, unos 100 metros del puente Morandi se desplomaron, sepultando con los escombros dejados varios vehículos que transitaban por la zona. El fallido puente cuenta con una altura de 90 metros y un kilómetro de longitud.

En el área se encuentran trabajando cientos de funcionarios en la difícil tarea de retirar los escombros.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Con la mayor celeridad posible, bomberos, policías estatales y municipales, funcionarios de protección civil, entre otros equipos de rescate limpian la zona y buscan posibles supervivientes al derrumbe. Todo esto ocurre ante la solidaridad de los vecinos de la zona del derrumbe, quienes ante esta terrible tragedia también buscan explicaciones a lo sucedido.

Hablan las autoridades

Danilo Toninelli, ministro de Infraestructuras, exigió como medida inicial, la renuncia inmediata de los directivos de Autoestrade per l’Italia, filial de Atlantia, empresa concesionaria encargada del mantenimiento del puente.

Por su parte, Matteo Salvini, Ministro del Interior enfatizó que lo mínimo que hará el Ejecutivo será retirar la concesión a la empresa Autoestrade per l’Italia. En una entrevista radiofónica, aseguró que la compañía, al manejar ese tramo de la autopista genera miles de millones en ganancias, por tanto, debe explicar por qué no se han realizado las inversiones necesarias para garantizar la seguridad.

Desde el otro frente, Stefano Marigliani, directivo de la concesionaria, garantizó que las labores de mantenimiento del puente estaban siendo supervisadas. Señaló que no existían elementos que permitiesen advertir algún riesgo de derrumbe, por lo cual no puede descartarse ninguna hipótesis.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más