Trump no tardó en presentar su respuesta ante la sanción impuesta a Google por parte de la Unión Europea (UE) por el abuso de dominio de mercado ejercido por el conglomerado informático. Los mensajes de Trump, a través de su medio predilecto, Twitter, dejaron claro su postura con respecto a la mencionada sanción: “Ya os lo dije. La Unión Europea acaba de aplicar una multa de 5 mil millones de dólares a una de nuestras grandes compañías, Google. Realmente se han aprovechado de los EE. UU., ¡Pero no por mucho tiempo!”, se lee en la cuenta del presidente norteamericano.

La multa: 4.340 millones de euros

La declaración de Trump se produjo luego de que la Comisión Europea (CE), como órgano ejecutivo de la Unión Europea, sancionara a Google por sus prácticas contrarias a la libre competencia. En este sentido, la CE consideró que Google, al imponer restricciones a los fabricantes de móviles y tabletas, basadas en el sistema operativo Android, generó una posición de mercado que atentó contra la libre competencia dentro del espacio europeo.

Por ello, el órgano ejecutivo no dudó en establecer la sanción de 4.340 millones de euros. La cifra representa un récord en materia de sanciones contra la libre competencia impuestas dentro de la jurisdicción de la Unión Europea.

Lejos de realizar consideración alguna en contra de las prácticas de mercado desplegadas por Google a través del sistema operativo Android, el mandatario norteamericano acudió a un mensaje que contiene implícita una amenaza hacia el grupo de los 27.

Asimismo, va indicando el panorama de las futuras relaciones diplomáticas y económicas entre EEUU y la Unión Europea. Vale destacar que la postura de Trump comenzaba a vislumbrarse luego de que en la cumbre de Helsinki, el mandatario señalara a la Unión Europea de enemiga de EEUU.

Google en manos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

De momento, el director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, anunció que la empresa apelaría.

Para esta acción, tiene la posibilidad de recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quien revisará la sanción impuesta por la CE, y sólo en el momento de su decisión, la multa tendrá carácter definitivo –y por lo tanto deberá ser pagada–, o será revocada y Google quedará libre de todo pago.

Con respecto a la multa, si bien su cantidad representa un récord histórico en las sanciones en contra de la libre competencia, para la casa matriz de Google, Alphabet Inc., esta cifra apenas y representa un poco más de dos semanas de ingresos.

Mientras la sanción a Google entra en el territorio de las trabas jurídicas, la política ha tomado un rol protagónico. Si bien la CE, por el lado de la Unión Europea, ha señalado que su decisión fue tomada con fundamento en cuestiones netamente objetivas, Trump comienza a tejer un entramado para desviar la atención de las prácticas anticompetitivas desplegadas por una de las mayores empresas norteamericanas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más