Solo se interpuso la diferencia horaria para que el presidente Donald Trump reiniciara su ataque contra la Unión Europea tras la multa antimonopolio que le fue impuesta a Google este pasado miércoles. El primer mandatario de la de Estados Unidos ha denunciado repetidamente ante el grupo de 28 naciones sus "políticas económicas injustas.

Trump nuevamente utilizó su cuenta en la red social Twitter para indicar que la multa de la Unión Europea por $ 5.1 millones (€ 4.340 millones) impuesta a Google por prácticas anticompetitivas en el mercado de teléfonos inteligentes, fue una bofetada contra "una de nuestras grandes compañías".

Agregó que "se han aprovechado de Estados Unidos, pero no por mucho tiempo"

La administración Trump ha impuesto fuertes tasas arancelaria sobre la importación de aluminio y acero de las compañías de la Unión Europea, y está considerando la posibilidad de aplicar gravámenes igualmente fuertes a los automóviles europeos y sus repuestos.

Sin embargo, desde Bruselas, sede la Unión Europea, no se han mostrado preocupados por las amenazas, debido a una promesa oficial de que podrían adoptar sus propias "medidas de reequilibrio" si el Gobierno de Estados Unidos aplica nuevas tarifas automotrices.

La posición de la Comisión Antimonopolio de la UE

Para la presidente de la Comisión, Margrethe Vestager, la multa a Google no está motivada por recientes disputas transatlánticas. Su investigación sobre el gigante de las búsquedas, de hecho, es anterior a la llegada de Trump a la Casa Blanca.

"Me encantan los Estados Unidos", dijo Vestager a los periodistas en una conferencia de prensa el miércoles y agregó: "Tenemos que proteger a los consumidores y la libre competencia. . . Esto es lo que hacemos. Ya lo hemos hecho antes y continuaremos haciéndolo, sin importar el contexto político".

La Comisión Antimonopolio de la UE no es la única

La investigación de la Comisión Europea no es la primera contra Google. La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos ya había realizado una similar, que concluyó en 2013, sin imponer mayores sanciones al gigante de la tecnología.

Desde entonces, tanto demócratas como republicanos estadounidenses han reflexionado sobre si la Comisión Federal de Comercio, una agencia independiente, debería abrir una nueva investigación sobre las prácticas comerciales de Google.

"La CFC debería terminar su década de inacción e indiferencia, y enfrentar la creciente evidencia de que las prácticas comerciales de Google han sofocado la competencia robusta en un mercado que es crítico para nuestra economía y la sociedad", dijo el senador demócrata Richard Blumenthal en un comunicado. Además agregó que "Europa no debería estar sola configurando la agenda".

Cumbre Unión Europea - Estados Unidos

Desde la Comisión Europea no hubo comentarios respecto al tweet del presidente norteamericano, pero si se confirmó que el presidente de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, viajará a Washington DC el 25 de julio y esto será una "buena oportunidad" para que el presidente de la comisión discuta todos los asuntos relacionados con las tensas relaciones transatlánticas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más