Este domingo, ante una entrevista concedida al canal CBS, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, catalogó a la Unión Europea como un enemigo para EE. UU. Sus comentarios vinieron después de una cumbre en la OTAN un tanto agitada y una visita al Reino Unido bastante revuelta. “Poseemos bastantes enemigos. Pienso que la UE, con lo que nos esta haciendo en el comercio es uno de ellos. No lo creerías de la Unión Europea, pero es un contrincante”. De esta forma respondió Trump cuando se le pregunto a quienes consideraba ser rivales de su nación.

Rusia y China considerados como enemigos

Posterior a la mención de la UE, el mandatario norteamericano nombró a Rusia y China de una forma mas sutilizada. “Rusia es un rival en determinados campos. China lo es en materia económica, sin embargo, eso no los identifica como malos, significa que son competitivos”.

De inmediatamente a través de su cuenta en Twitter, el presidente Consejo Europeo, Donald Tusk, colgó un mensaje afirmando que La Unión Europea y el país norteamericano son buenos amigos.

También agregó que, quien se atreviese a opinar lo contrario estaría emitiendo noticias falsas (fake news). Las palabras favoritas por Trump para clasificar a los medios que lo atacan.

El alejamiento del magnate con el viejo continente tuvo inicios tras la renuncia al acuerdo climático, a esto le continuó la cancelación del acuerdo nuclear iraní, y ha empeorado a estratos alarmantes por las medidas comerciales últimamente aplicadas las cuales han generado respuestas y represalias con varios países

China constituye el déficit comercial de mayor impacto para EE. UU (376.000 millones de dolares).

No solo a Estados Unidos ha dejado insatisfecho la apertura económica que el mandato de Xi Jinping ha propuesto, sin embargo, el ataque económico en contra de Pekín lo ha comenzado Trump, a su vez, ha comparado a la UE con China en términos de disputas comerciales. Calificando como “terrible” lo que recibe de estos países, y asegurando que ambos son parecidos excepto por el tamaño.

Datos manejados a su modo

El magnate usa las cifras a su conveniencia para justificar que Europa comete cosas “terribles” a Estados Unidos en la economía.

En primer lugar, el déficit comercial que Trump menciona con Europa es de $ 151.000 millones, cuando en realidad es de 100.000 millones, tomando en cuenta los servicios y productos. Por otro lado, ha utiliza ejemplos como el 2.5 % que perjudica a Norteamérica en los vehículos de lujo. Mientras que la Unión Europea recibe la aplicación del 25 % a las camionetas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más