Muere una mujer de 44 años que había sido encontrada inconsciente junto a su esposo en una residencia de Amesbury, ubicada a trece kilómetros de Salisbury, sitio donde fueron envenenados hace cuatro meses el exespía ruso Skripal y su hija Yulia, en un incidente que el Gobierno británico atribuyó a Moscú.

La pareja había sido expuesta a la misma agente tóxico llamado Novichok. Las autoridades británicas abrieron un caso de investigación por la muerte de Dawn Sturgess.

La mujer falleció este domingo, luego de haber estado en delicado estado de salud, desde el pasado 30 de junio, cuando ingresó al hospital con su esposo Charlie Rowley, de 45 años, que actualmente continúa hospitalizado, en está en estado crítico.

Theresa May lamentó la muerte de Dawn Sturgess

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, a través de un comunicado manifestó el impacto que la muerte de Dawn Sturgess causó en ella.

Además, la ministra ofreció sus condolencias a los familiares de la víctima. Así mismo, Theresa May, informó que las fuerzas de seguridad están trabajando en el caso de Dawn Sturgess y su esposo para poder determinar los hechos del incidente, que ahora son tratados como asesinato.

Los agentes policiales dijeron que ahora se encuentran investigando cómo Sturgess y su esposo encontraron un artículo contaminado con Novichok, que fue desarrollado por el ejército soviético durante la Guerra Fría.

El ataque contra los Skripals

El envenenamiento ocurrido en el mes marzo, considerado como un ataque contra los Skripals, ocasionó la expulsión occidental de diplomáticos rusos, ya que los aliados estuvieron de acuerdo con la postura de Gran Bretaña de que Moscú era culpable del ataque o había perdido el control del agente neurotóxico. El incidente produjo una crisis diplomática entre Londres y Moscú, con una serie de expulsiones de diplomáticos de ambos países, a la que se sumaron los principales aliados occidentales de Reino Unido.

Rusia negó cualquier implicación en el caso

El Gobierno de Rusia negó rotundamente su participación en el caso de los Skripal, así mismo ha dicho que no tiene nada que ver con el envenenamiento de Rowley y Sturgess, que considera “profundamente preocupante”. Además pidió al Gobierno británico que no caiga de nuevo en "juegos políticos sucios" y relacione el envenenamiento con el ocurrido hace cuatro meses.

Luego de la lamentable muerte de Sturgess, el ministro del Interior de Gran Bretaña, Sajid Javid, dijo que "las noticias desesperadamente tristes solo fortalecen nuestra determinación de averiguar exactamente qué ha sucedido" y pidió a Rusia explicaciones del envenenamiento de Rowley y Sturgess. Por otra parte, el jefe de la policía antiterrorista del Reino Unido, el comisionado adjunto Neil Basu, dijo que Sturgess, madre de tres hijos, murió como resultado de "un acto escandaloso, temerario y bárbaro".

Todavía no hay pruebas que evidencien que la pareja, Sturgess y Rowley, estuvieron en alguno de los sitios que fueron descontaminados tras "el intento de asesinato de Sergei y Yulia Skripal en marzo, así lo informó la policía en relación al caso del exespía ruso y su hija.

Mientras tanto, el estudio sobre el caso de los Skripal sigue en marcha, así mismo en el reciente caso de la pareja intoxicada, donde están trabajando varios expertos de la Policía Antiterrorista y detectives, en el condado al que pertenece Amesbury.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más