Hace casi 10 años, la vida de Eloísa Támez cambió, cuando su vivienda fue atravesada por un gran cerco de 5 metros y medio de altura, que ahora funciona como muro fronterizo entre México y Estados Unidos. De acuerdo a lo relatado por la mujer a la agencia AFP, el pasado 5 de julio en Texas, esta enorme extensión de tierra situada en el poblado fronterizo de “El Calaboz”, perteneció previamente a los antepasados de Eloísa, que forma parte de grupo apache lipán.

Todo inició en 2006 con el ex presidente Bush

Fue en el año 2006, bajo el gobierno del expresidente George Bush, que se estableció una ley por la que se decidió cercar el límite fronterizo con México. Si bien la valla debió de haberse erigido en la parte media del Río Grande, esto resultó sumamente complicado y ultimadamente imposible por la topografía del terreno. Fue gracias a esto, que el gobierno decidió construir la barrera unos kilómetros al norte de la orilla del río, lo que propició la partición en la propiedad.

Taméz, que se desempeña como educadora de enfermería en la Universidad de Texas, afirmó sentirse amedrentada por lo que ocurrió con su terreno. Narró cómo esta propiedad era muy estimada por sus progenitores, no por el valor económico, sino por el valor de uso que se le daba, pues su padre, al ser granjero, cultivaba allí diversos productos.

La demanda fallida hacia el Gobierno Federal

Eloísa denunció esta violación a la propiedad ante las autoridades y éstas le dieron entonces una clave a través de la que puede abrir una puerta incrustada en el muro, para poder atravesar hacia el otro lado de su terreno.

Aunque la profesora interpuso una demanda al Gobierno Federal de los Estados Unidos de América en el año 2009, el fallo final no la favoreció. Sin embargo, recibió una compensación por 56.000 dólares que finalmente donó para crear becas de enfermería para honrar a sus difuntos padres.

Afirma que previamente se han violado los derechos de propiedad de su grupo étnico, y que ya han sufrido el despojo de sus tierras, como ocurrió en 1936, cuando también se expropiaron terrenos de los lipán.

Asimismo señaló que la nueva política fronteriza del presidente Donald Trump, y en particular su iniciativa para construir el muro fronterizo, traerían consigo muchas situaciones como la que ella sufrió en su propiedad.

Es importante recordar que el mandatario ha solicitado 25.000 dólares para construir un kilómetro de cerco, pero afortunadamente la propuesta no ha sido aprobada por el Congreso.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más