Se espera una nueva huelga en la mina de cobre más grande del mundo, ubicada al norte de Chile. La mina “la Escondida” podría paralizar sus actividades después de que los dirigentes del principal sindicato rechazaran la propuesta realizada de la firma BHP. Según Carlos Allendela huelga es inminente”, en vista de que los mineros y la compañía no han podido llegar a un acuerdo. Así lo dio a conocer el pasado sábado uno de los voceros de la dirigencia sindical. Este yacimiento de cobre produce alrededor del 5% del metal producido en todo el mundo.

Las negociaciones

El pasado día sábado, tras cumplirse casi seis semanas de dialogo y negociaciones entre los trabajadores y la compañía de origen anglo-australiano BHP, los casi 2.500 afiliados al más importante sindicato de la mina dieron inicio al proceso de votación formal para determinar si se aprueba o no la más reciente propuesta realizada por la empresa. El acto culminará el día uno de agosto.

De confirmarse el rechazo de la oferta, el siguiente paso será iniciar una mediación con la intervención de la Dirección del Trabajo, y de persistir la falta de acuerdo entre las partes, el sindicato podría convocar nuevamente una huelga. En el año 2017, los trabajadores paralizaron la compañía durante 44 días en una situación de huelga que generó cuantiosas pérdidas a la firma y al país.

Opiniones de ambas partes

Patricio Vilaplana, vicepresidente de asuntos corporativos de Escondida, apuntó que se ha hecho un gran esfuerzo por parte de la empresa, y que confían en que los trabajadores así lo valoren.

El ejecutivo señaló además que la empresa no quiere que haya huelga y que está seguro de que la gran mayoría de los trabajadores tampoco quiere paralizar las actividades. Por su parte, Allende replicó que en la oferta planteada por la empresa hay una intención de perjudicar y dañar a los trabajadores. Señaló que “la oferta es mala” y que por tal motivo es rechazada por el gremio.

De antemano se conoce que los dirigentes del sindicato han rechazado la propuesta, e igualmente, los trabajadores en asambleas previas, han acordado asumir esa misma posición ante la oferta de los patronos.

Así lo informó uno de los voceros sindicales entrevistados y han dejado claro su intención de rechazarla.

La solicitud del sindicato incluye un aumento de 5% en el salario, y una bonificación de término de conflicto correspondiente al 4% de los dividendos percibidos por los accionistas el año pasado, lo cual representa unos 34.000 dólares por cada trabajador. Por su parte, la propuesta de la empresa estipula aumetar de 13,5 millones de pesos chilenos a 15 millones, lo que representa unos 23.000 dólares por trabajador como parte del bono de término de negociación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más