Melania Trump, esposa del presidente de los Estados Unidos, llegó a Texas este jueves, en lo que fue una visita no anunciada, a la frontera con México. Visitó un albergue en el que se encuentran actualmente varios niños y adolescentes inmigrantes.

La primera dama le dijo a su equipo de trabajo que quería hacer una visita al albergue para observar de cerca lo que estaba ocurriendo. El hecho de que hubiera viajado, en medio de las fuertes críticas contra las medidas migratoria establecidas por el presidente no fue solo una de las razones de controversia que surgieron con la visita. También la prenda que llevó puesto en su viaje, llamo la atención de los medios.

El mensaje en la chaqueta de Melania Trump

Cuando la primera dama se subió al avión en la Base Aérea Andrews, llevaba puesta una chaqueta, la cual llamó la atención, no por el color verde oliva, sino por el mensaje que tenía la chaqueta detrás, en su espalda: “Realmente no me importa. ¿Y a ti?”. Las letras eran grandes y llamativas, como si quisieran transmitir un mensaje en particular. Pero, luego de bajar del avión en McAllen, Texas, ya Melania Trump no portaba la chaqueta Zara de 39 dólares.

Donald Trump responde a la controversia causada por la chaqueta de su esposa

Las críticas y rumores no se hicieron esperar en las redes sociales y, como era de esperarse también, el presidente, Donald Trump, dejó un mensaje a través de su cuenta de Twitter. Quiso esclarecer, que el mensaje llevado en la chaqueta de su esposa Melania, no tenía nada que ver con los niños, pero habló por ella misma, diciendo que el mensaje era dedicado a los medios de comunicación deshonestos.

¡Melania ha descubierto lo que son y de veras que ya no le importa!", escribió el presidente Donald Trump en la red social.

El equipo de Melania Trump también explicó que el mensaje no tenía ningún significado oculto y que solo era una chaqueta.

La visita de la primera dama incluía dos instituciones destinadas a alojar familias inmigrantes, para ver por ella misma lo que estaba pasando en esos lugares.

Debido al mal tiempo, la primera dama llegó al Centro de Niños Upbring New Hope luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmara una orden ejecutiva para detener la separación de familias migrantes, que tanto rechazo ha tenido a nivel mundial.

La visita al edificio de una planta, que alberga a 55 niños de entre 12 y 17 años, tenía como objetivo prestar apoyo a los niños que permanecen separados de sus padres, dijo Stephanie Grisham, vocera de la primera dama.

"Ella quería ver todo por sí misma", dijo Grisham.

La situación de los menores migrantes hizo que la primera dama se involucrara en el asunto, quien acostumbra permanecer alejada del entorno político. Su hija Ivanka Trump, y además asesora del presidente, le traspasó a su padre su interés en poner fin a la polémica medida migratoria.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más