Empleados de la compañía americana, Microsoft emitieron una carta firmada por más de cien empleados, en nombre de dicha empresa. Los trabajadores protestaron contra las políticas de los Servicios de Inmigración, a su vez que pidieron a la agencia no continuar con las separaciones forzosas entre padres e hijos en las fronteras que limitan a México de los Estados Unidos.

La carta no es más que un documento en el cual se explica que Microsoft mantiene una posición ética que beneficie a los niños y sus familias, antes que a los intereses gubernamentales de las políticas migratorias interpuestas por el gobierno de Trump.

Esto se debe a que la empresa mantiene un contrato de 19,4 millones de dólares con la agencia de Inmigración, Aduanas y Control de Estados Unidos. Y dado que ICE ha tomado parte en el sistema de deportaciones, los empleados de la empresa fundada por Bill Gates, decidieron tomar acciones específicas, y firmaron la petición.

Microsoft contra el trato inhumano y las deportaciones forzosas

La empresa aseguró que estaba en contra de las deportaciones forzosas que separan a los niños de sus familias, así como calificaron la situación de “inhumana”.

De la misma manera, otras compañías, como Apple, se han pronunciado en desacuerdo con la separación de infantes de sus progenitores, y añadió que esto vulnera las políticas de los derechos humanos. De la misma manera, a las quejas de Apple, dadas a conocer por su vicepresidente, Tim Cook, se suman las de AirBnb, Twilo, Box e incluso Facebook.

Estas empresas, principalmente Microsoft, se oponen al aprovechamiento de sus tecnologías para fomentar las deportaciones.

De la misma manera que compañías como Google han señalado su desacuerdo con el manejo de datos o información para desarrollar ciertas tecnologías, como el manejo de drones para la guerra o el monitoreo de misiles.

Una carta contra la injusticia fue el manifiesto de los trabajadores de Microsoft

En la petición destaca el planteamiento de que los trabajadores de Microsoft rechazan ser cómplices de la separación de las familias, a la vez que destacan la importancia de frenar las actividades migratorias que atentan contra los derechos elementales de los deportados.

Los trabajadores finalizan, recalcando la importancia de utilizar estas tecnologías, fundamentalmente para el bien y no para dañar a las personas.

Mark Zuckerberg, de Facebook, también se mostró indignado: "Necesitamos detener esta política de inmediato". En algunas de estas plataformas incluso se ha empezado a recaudar dinero para ayudar a las familias migrantes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más