En una situación llena de conflictos arancelarios entre los Estados Unidos y España que amenaza los mercados internacionales y las exportaciones, se reunieron el presidente norteamericano Donald Trump y el rey español Felipe VI. El encuentro realizado este martes 19 de junio en la Casa Blanca, nivela las expectativas en plena confrontación a la política de Trump. En una avanzada comercial, el presidente de los Estados Unidos ha declarado una guerra a los impuestos de exportación que trae consecuencias económicas muy marcadas entre los clientes de productos, que son llevados a los Estados Unidos desde diferentes partes del mundo.

Con relación a Europa, el aluminio y el acero son productos objetos de incrementos en los impuestos. La aceituna negra de España, un producto de muy alta calidad, que es llevado por los distribuidores a los Estados Unidos, ha sufrido modificaciones hacia el alza hasta de un 35 por ciento. Según analistas, estos temas posiblemente fueron abordados por los mandatarios en sala oval de la Casa Blanca.

El rey de España defiende sus políticas de libre cambio

Conjuntamente con delegaciones de ambos países, el ministro de Asuntos Exteriores ibérico, Joseph Borrell y el Secretario de Estado, Mike Pompeo, presentaron sus posiciones ante estas nuevas medidas de Trump, que pudieran traer consecuencias con tendencia de protección a los productos americanos contra los europeos, causando una crisis comercial que puede ser negativa financieramente al escenario global en pleno.

Las políticas de libre cambio impulsadas por el rey Felipe VI fueron defendidas y expuestas en la reunión, poniendo así de manifiesto la voluntad de luchar a las políticas de mercados protegidos por regímenes arancelarios combativos.

España con grandes socios en América y Asia

China y Estados Unidos son los socios comerciales más importantes de la península ibérica. Trump manifiesta que la gente es muy especial en España y que está orgulloso de una magnífica relación comercial y militar, así como del gran honor que significa tener a los reyes como invitados en su país.

El primer viaje de los reyes de España fue realizado en el 2015, donde se reunieron con el entonces presidente Barack Obama y su esposa Michelle. En esa ocasión Barack Obama se inclinó por apoyar la unidad en España. Trump también ha manifestado el estar de acuerdo con la unidad en el país ibérico. En esta reunión participaron miembros del grupo Santander y Repsol. Donald Trump ha expresado que España es un país fantástico y que desea visitarlo muy pronto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más