El Papa Francisco dijo a los fieles en la Plaza de San Pedro que estaba "profundamente perturbado" por la incapacidad de la comunidad internacional de dar una respuesta definitiva a la crisis en Siria y en otras partes del mundo.

"A pesar de las herramientas disponibles para la comunidad internacional, es difícil acordar una acción común hacia la paz en Siria u otras regiones del mundo", dijo el Papa a una multitud de 30.000 personas después de su tradicional bendición dominical.

Francisco hizo un llamamiento a "todas las personas de buena voluntad" para que se unan a él en la oración por la paz y apeló a los líderes políticos para que ayuden a que prevalezca la justicia.

El Papa habló después de los ataques aéreos de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña destinados a eliminar la capacidad de armas químicas de Siria. Esta acción se debió a un presunto ataque de gas venenoso por parte de las fuerzas del gobierno sirio en un suburbio de Damasco, controlado por los rebeldes, que causó la muerte de docenas de personas, incluyendo niños.

El llamado del Papa

El sufrimiento en Siria ha sido el principal entre las preocupaciones del Papa. Francisco dijo el domingo pasado que "nada puede justificar" el uso de armas químicas y pidió negociaciones.

"No hay una guerra buena o mala, y nada puede justificar tales instrumentos que exterminen a personas y poblaciones indefensas", dijo el Papa. "Oremos para que los políticos responsables y los líderes militares elijan otro camino: el de las negociaciones, el único que puede traer la paz"

Respuesta de Moscú

Por su parte, Moscú se reunió, tras los que los aliados consideraron limitados ataques aéreos liderados por Estados Unidos contra Siria, antes del amanecer del sábado con mucha retórica, comenzando con una respuesta inusualmente rápida del presidente Vladimir V.

Putin condenando el ataque y acusando a los Estados Unidos de agravar la situación humanitaria.

Pero también hubo una sensación palpable de alivio. El Ministerio de Defensa, no acostumbrado por reacciones rápidas, lanzó su opinión sobre los ataques liderados por Estados Unidos [VIDEO], subrayando que ninguno de los miles de tropas rusas acuarteladas en Siria habían sido amenazadas por el ataque estadounidense, británico y francés y que ninguna de sus defensas aéreas se habían movilizado.

Respuesta de Trump

Por otro lado, Donald Trump planeaba un ataque de mayor alcance pero lo limitó para evitar una confrontación con Rusia.

Según los medios de comunicación estadounidense, el presidente Trump quería realizar ataque de más envergadura, pero el secretario de Defensa, el general retirado Jim Mattis el único alto cargo del equipo de seguridad le convenció de limitarlos ataques por temor a provocar una confrontación con Rusia. [VIDEO]