La inteligencia de los #Estados Unidos continúa investigando el ataque químico ocurrido el último fin de semana en #Siria. Informó que los síntomas relacionados con el ataque químico sospechado son consistentes, en su mayoría, con cloro gaseoso, según una fuente del gobierno de Estados Unidos. La evidencia incluye muestras de sangre y orina proporcionadas por hospitales y trabajadores médicos, informó la fuente.

Todo apunta a Bashar Assad

La inteligencia de EE. UU. informó que algunas víctimas del ataque han mostrado síntomas que son consistentes con la exposición a un agente nervioso, y que 42 personas murieron y más de 500 resultaron heridas en el ataque, dijo la fuente.

Activistas y médicos sirios de la oposición han dicho que el presunto ataque con gas la semana pasada mató a decenas de personas en Duma, una ciudad a las afueras de la capital de Siria, [VIDEO] que entonces estaba controlada por los rebeldes sirios. Las potencias occidentales están convencidas de que un ataque químico fue instigado por las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad, mientras que Siria y #Rusia han cuestionado tales informes.

Se investigará más el caso

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) dijo el jueves que una misión especial de investigación está en camino a Siria y comenzará a investigar el presunto ataque químico allí hasta el sábado. El equipo de la OPAQ buscará saber qué tipo de sustancias químicas se usaron en el ataque, dijo la organización en un comunicado.

El presidente Trump advirtió el miércoles a Rusia que se "prepare" para un ataque con misiles contra su aliada Siria, pero tuiteó el jueves que podría llegar "muy pronto o no tan pronto". Mientras tanto, el secretario de Defensa James Mattis le dijo al Congreso que no podía hablar de planes militares para tomar represalias contra Siria porque un ataque "aún no está a la vista".

"Creo que hubo un ataque químico. Estamos buscando la evidencia real", dijo Mattis al Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes en una audiencia el jueves.

Respuesta de Rusia

El embajador de Rusia en la ONU dijo que la principal prioridad ahora es evitar la guerra en Siria y no descarta la posibilidad de un conflicto ruso-estadounidense. Vassily Nebenzia dijo que Rusia está muy preocupada con la peligrosa situación, "políticas agresivas" y los preparativos que algunos gobiernos están haciendo, una clara referencia a la administración Trump y sus aliados.

"Esperamos que no haya un punto de no retorno, que los EE. UU [VIDEO]. y sus aliados se abstendrán de la acción militar contra un estado soberano", dijo.