El cuscús, proveniente de la sémola de trigo duro, cada día se convierte en uno de los acompañantes que más se consumen a nivel global, debido entre otras cosas, a su gran versatilidad, a su valor nutricional y a la adopción de hábitos de alimentación cada vez más saludables.

El cuscús proviene del norte del continente africano, Marruecos, Argelia o Mauritania y se ha convertido en un reto para todos los amantes de la cocina, ya que es muy fácil cometer errores en su elaboración, quedando una preparación muy seca o por el contrario, con mucho líquido.

También se suele apelmazar, quedando en algunas ocasiones realmente difícil de comer, ya que encontrar el punto exacto de cocción suele ser complicado.

Es un acompañante que permite poner a prueba toda la creatividad culinaria de quien lo prepara, siendo ideal para usarlo con verduras y legumbres, quesos, especias y con carnes, pescados o pollo.

Secretos para elaborar un cuscús profesional

Existen ciertos trucos que harán que el cuscús quede realmente bien:

  • Siempre hay que colocar el mismo volumen de agua que de cuscús, no la misma cantidad. Es decir, si se prepara un vaso de cuscús, hay que agregarle un vaso de agua.

  • Cuando coloca el cuscús en agua para humedecerlo, esta debe estar fría y luego debe escurrirse muy bien, antes de agregar la materia grasa, que puede ser mantequilla o aceite de oliva y se debe integrar bien, con un tenedor para que quede bien suelto.

  • Al momento de agregarle el agua hervida se debe dejar en reposo de 5 a 10 minutos, tapado con papel film.

El truco principal consiste en dejar que el cuscús se cocine con el vapor del agua hervida, así se obtendrá una preparación realmente apetecible y apta para utilizar en una gran cantidad de Recetas.

Se puede comer caliente o frío en ensaladas.

Además, hay que tener en cuenta que los ingredientes con los que se va a acompañar deben ser cocinados por separado y luego se unen con el cuscús. No todo depende de la preparación del cuscús para que quede perfecto, sino que también influyen factores como la calidad, ya que sea integral o normal, un buen cuscús dará por resultado una mejor preparación.

Si el recipiente donde se prepara el cuscús es de barro quedará mucho más suelto y se cocinará de forma pareja, existiendo para ellos las llamadas "cuscuseras", que son una especie de vaporeras.

Las propiedades del cuscús

El cuscús tiene un alto valor energético, por su alto contenido de hidratos de carbono, que lo convierten en un alimento ideal para deportistas y personas que necesitan una mayor cantidad de energía para sus actividades diarias.

También posee un bajo índice glicémico, lo cual lo convierte en un alimento ideal para personas que sufren de diabetes. Además contiene un alto contenido de fibras.

Es un alimento muy pobre en grasa y en colesterol, y las grasas que contiene son indicadas por los beneficios que producen en el organismo. Tal vez el único inconveniente del cuscús es su contenido de gluten, que lo convierten un alimento prohibido para las personas celíacas.

Una buena receta de cuscús

Ingredientes

200 gramos de cuscús

240 ml de agua

1 cucharada de mantequilla o aceite de oliva

Sal

Preparación

Colocar a hervir el agua con la sal al gusto. Aparte colocar el cuscús en un bol y humedecer con agua fría, escurrir bien y agregarle la mantequilla o aceite de oliva. Verter el agua hervida en este bol y dejar reposar mínimo 5 minutos.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!