Algunos especialistas recomiendan que dependiendo de la edad los Niños deberían de comer cinco veces al día, distribuidos de la siguiente manera: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena. Es por ello que hay que prepararle platos divertidos y ricos en vitaminas, proteínas y calorías suficientes para así poder tener unos pequeñines sanos y fuertes. Para algunas mamás, la hora de la merienda es “algo tedioso” porque toca pensar: "¿Hoy que le preparo de merienda a mi hijo?". Es por ello que hoy nos ocuparemos de anotar ciertas recetas fáciles de preparar y a la vez servirán para economizar los bolsillos, pero sin dejar de lado una buena alimentación.

Recetas fáciles de preparar a los más pequeños

Una de las opciones a la hora de preparar la merienda a nuestros hijos es importante ofrecerles diferentes posibilidades para que no siempre sea lo mismo y no caer en la monotonía alimentaria y así no se aburran. Es importante tener en cuenta que si preparamos en casa las galletas de mantequilla, batidos, bizcochos entre muchos más controlamos la grasa y el azúcar que nuestros peques necesitan.

Batido de Frutas: Es recomendable mezclar una taza de leche, con media taza de frutas variadas frescas y medio plátano natural sin azúcar.

Es una deliciosa opción que contiene pocas calorías, pero llenas de fibras y vitaminas.

Sándwiches divertidos: Relleno de queso de preferencia del niño acompañado de unos ricos tomates y salsa rosada (mayonesa y tomate). Los colores en el plato de comida son llamativos para los pequeñines.

Golfeados hechos en casa: Con solo ir a la panadería y comprar unos panecillos dulces y en casa rosearlo con el llamado “papelón tibio”. En la parte superior del pan agregar queso rallado.¡Muy ricos!

Vaso de leche y galletas: Es recomendable darle de tomar un vaso de leche tibia acompañada por galleta sin azúcar, justo a la hora de dormir.

Según varios estudios, tomar un vaso de leche tibia ayuda a conciliar el sueño.

Rollitos de jamón y queso: Una receta muy fácil de preparar y que además dejará a los niños boca agua. También es propicio para la fiesta de cumpleaños de los niños.

Panqueque de cambur: Mezclar un poco de harina de trigo, con un huevo, leche, azúcar y triturar el cambur, al tener la consistencia llevar a fuego lento. Se puede acompañar con queso rallado, o sirope de fresa o chocolate.

Jugar y aprender en la cocina

Es muy importante que los padres se involucren con los hijos y una de las maneras más divertidas es escoger un fin de semana y hacer en la mañana el desayuno juntos o simplemente preparar la merienda para la tarde.

Además esta manera de jugar cambiará la percepción de los niños acerca de los alimentos y de la comida. Asimismo es significativo sensibilizar a los niños en cuanto a tener una buena alimentación y aprovechar al máximo la comida y no tener que desperdiciarla. Para los niños será muy divertido, ya que es innovador y quedarán encantados en cocinar con sus padres.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más