La Dieta Mediterránea es la variedad de platos típicos que abarca además el modo de preparación. Estos platos son propios de la Cuenca del Mediterráneo al sur de Europa.

A partir del año 1950 la Dieta Mediterránea comenzó a tornarse popular, saliendo así de su zona de confort y siendo conocida por el resto del mundo. La escritora británica Elizabeth David fue quien impulsó en su libro "A Book of Mediterranean Food" el conocimiento de esta exquisita clase de comida.

Se conocen como alimentos propiamente mediterráneos el aceite de oliva, cereales, verduras, frutas, carne y pescado. Estos alimentos forman parte esencial de la comida mediterránea.

Con algunos de ellos se elaboran el pan y la pasta, el aceite de oliva y el vino que son los protagonistas en la elaboración de los distintos platos en esa zona de España y actualmente en muchos lugares del mundo.

Dentro de la gastronomía mediterránea se pueden encontrar influencias de cocinas y alimentos de otras culturas además de la española de países también mediterráneos, como por ejemplo: la magrebí, la jordana, la otomana, la griega, la italiana, la provenzal francesa y por supuesto la española.

Dieta Mediterránea

En cuanto a la Dieta Mediterránea no solo es una forma de comer, es también una manera de proporcionarle al organismo nutrientes que son fundamentales en el buen desarrollo del mismo.

Cuando nos sometemos a la Dieta Mediterránea podemos estar seguros de que nuestra alimentación es saludable pero también beneficiosa en muchos aspectos.

En la Dieta Mediterránea se incluyen alimentos que no perjudican al organismo al ser ingeridos diariamente. En este tipo de dieta se incluyen frutas y verduras propias de la zona mediterránea europea, pan y cereales hechos con trigo, aceite de oliva presente en todas las preparaciones y vinagre y vinos en cantidades moderadas.

Datos de importancia sobre el origen de la Dieta Mediterránea

En el año 1948 el epidemiólogo estadounidense Leland G. Allbaugh, realizó el estudio del estilo de vida de los habitantes de la isla griega de Creta para hacer una comparación entre éste y el estilo de vida de los norteamericanos.

Más adelante el Dr.

Ancel Keys, también norteamericano, difundió las comparaciones de Allbaugh con lo que logró que muchas personas se interesaran en la Dieta Mediterránea por ser saludable y nutritiva. Además esta dieta aporta importantes beneficios a las personas que padecen de enfermedades coronarias, colesterol alto y diabetes entre otras enfermedades.

Estudios relevantes

Un estudio realizado a 11.015 estudiantes universitarios en el año 2012, arrojó como resultado que los estudiantes que siguen la dieta mediterránea tienen mejor salud y son más activos física y mentalmente que los que no consumen la Dieta Mediterránea.

Con este estudio se confirmó que tanto la alimentación como el estilo de vida tienen influencia directa sobre el desarrollo mental y físico de las personas.

Propiedades

A pesar de que la ingesta de grasas es muy elevado, son grasas insaturadas y no son un factor perjudicial ya que son muy pocos los casos de personas que padecen enfermedades coronarias en comparación con otras personas que no siguen este tipo de dieta.

El aceite de oliva y el pescado azul son alimentos ricos en ácidos grasos saludables, tales como el omega 3 presente en el pescado azul y en el aceite de oliva ácido monoinsaturado el cual reduce el colesterol malo en la sangre. El vino que es consumido con moderación en este tipo de dieta tiene un efecto cardio protector.

Rasgos negativos

Según algunos estudios realizados la dieta mediterránea puede ser la responsable del incremento en enfermedades celíacas y de aquellas que surgen de la sensibilidad al gluten pero que no son celíacas y otros trastornos relacionados directamente con el gluten, debido a que muchos de los alimentos de este tipo de dieta contienen gluten.

Modificaciones que ha sufrido la Dieta Mediterránea

Para obtener mejores resultados en países no mediterráneos se han hecho una serie de modificaciones a la dieta mediterránea original.

Estas modificaciones se concentran en la pirámide alimenticia en la cual se toma en consideración el estilo de vida moderno, la composición de las comidas desde su preparación, la selección de los ingredientes que se utilizaran en la preparación de la comida y la manera como se deben consumir los alimentos así como la frecuencia diaria de las porciones.

Datos importantes sobre la Dieta Mediterránea en España

Como desde 1950 después del estudio del Dr. Keys el estilo de vida y algunas formas de alimentación han sido modificadas, la dieta mediterránea original ha sufrido muchas críticas nada favorables sobre su gran aporte al ser humano.

Se especula que en ningún país mediterráneo se sigue la Dieta Mediterránea como esquema de alimentación, esto debido a que los alimentos en la década de los 50 estaban muy racionados debido a muchos factores.

En comparación con la alimentación de otros países también se dice que la Dieta Mediterránea no se adapta al modo de alimentación que tienen los habitantes de ciertas comunidades, ya que no cuentan con todos los alimentos que se requieren para seguir este tipo de dieta.

En España hasta la década de los 60 era seguida cabalmente por sus habitantes, pero a partir de la década de los 70 la forma de alimentación varió mucho esto debido a que se le daba mayor importancia a la exportación de olivas y trigo que permitir su consumo a nivel nacional.

Datos sobre la zona mediterránea

El mar Mediterráneo tiene una extensión de alrededor 2.510.000 km2, tiene una longitud de 3.860 kms de este a oeste y 1.600 kms de ancho. A través del estrecho de Gibraltar se conecta con el océano Atlántico, además está rodeado por África, Asia y Europa. Es el segundo mar más grande del mundo después del mar Caribe. Renueva sus aguas cada 90 años.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!