También conocido como panqueca o tortita, reconocidos por ser el desayuno favorito del norte de América… Nos regala un delicioso sabor, textura, olor pero a su vez una increíble versatilidad en sus preparaciones.

Se pueden realizar dulces o saladas y podemos combinarlas con infinidad de ingredientes, como frutas, chocolate, sirope, jamón, queso, tocineta y gustaran a todos.

A continuación, tienes la receta de Pancakes sencillos, para que puedas jugar a combinarlos como prefieras.

Ingredientes para los pancakes

  • 2 de tazas de harina, previamente tamizada.
  • 1 cucharada pequeña de polvo de hornear.
  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada pequeña de sal.
  • Ralladura de lima, al gusto.
  • 3 huevos.
  • 1 taza de leche preferiblemente líquida, puede ser de origen animal (leche de vaca) o de origen vegetal (ejemplo: almendras).
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 2 cucharadas de agua.

Preparación de los pancakes

  • Comenzamos mezclando los ingredientes secos en un recipiente limpio y seco, es decir la harina, polvo de hornear, azúcar, sal y agrega a su vez la ralladura de lima.
  • En otro recipiente más pequeño mezcla y bate preferiblemente a mano los huevos, la leche, el aceite y el agua hasta unirlos completamente.
  • Luego ve añadiendo a la mezcla anterior los ingredientes secos previamente unidos y procede a mezclar con un batidor preferiblemente de mano, esos de varillas que comúnmente encontramos en nuestras cocinas.
  • Bate hasta que observes que no queden grumos.

Intenta no batirlo demasiado ya que esto podría afectar la textura de nuestra mezcla, llevando a que no logremos ese pancake suave y esponjoso.

  • Si en tu plan de receta esta agregarle trozos de chocolate, frutos secos o cualquier otro delicioso ingrediente a la preparación, puedes hacerlo... la cantidad va a depender del tamaño de tu pancake. Es importante que no los sobrecargues para que podamos disfrutar de todos los sabores, sin empalagarnos o sentir que tiene demasiados elementos en la preparación.

Incluso puedes separar la mezcla base en distintos recipientes y hacer distintos sabores y colores, agrégale cacao si quieres que algunos sean de chocolate o colorante del color de tu preferencia para darle un cambio al plato.

  • Caliente el sartén previamente a fuego medio.
  • Procede a verter una parte de la preparación sobre el sartén, previamente engrasado con un poco de mantequilla o aceite en spray que actualmente conseguimos en el mercado. También puedes humedecer una servilleta de papel con un poco de aceite y de esa manera también lograras engrasar el sartén en caso de que no poseas los anteriormente mencionados.
  • Cocina hasta que veas que se hacen burbujitas en la superficie aun cruda, no las dejas demasiado tiempo ya que pueden quemarse en un tiempo determinado muy corto.
  • Repite el proceso hasta que acabes la mezcla, ya sea mezcla única o separada por sabores y/o colores.

Sirve y disfruta agregándole la cubierta de tu preferencia, recuerda que puedes agregarle frutas, siropes, entre otros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!