Postre muy norteamericano, que ha popularizado en el mundo por su exquisito sabor y textura. Sencillo de realizar y con el que puedes sorprender a invitados, amigos, pareja y familiares.

Ingredientes:

Para la base

  • 2 tazas de galletas previamente trituradas.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • ¼ de cucharadita de canela.
  • Una pizca de sal.
  • 5 cucharadas de mantequilla preferiblemente sin sal.

Para el relleno / cheesecake

  • 900 gramos de queso crema.
  • 1 1/3 de tazas de azúcar.
  • Pizca de sal.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 4 huevos.
  • 2/3 de taza de yogurt griego sin azúcar.
  • 2/3 de taza de crema de leche tipo chantilly o nata para montar.

Para la cobertura de fresas

  • 800 gramos de fresas frescas, limpias y sin hojas.
  • ½ taza de azúcar.
  • 2/3 de taza de agua.
  • 2 cucharaditas del jugo de un limón.
  • 1 cucharada de maicena.
  • 3 cucharadas de agua a temperatura ambiente (adicional y aparte de los 2/3 anteriores).

Preparación

  • Precalienta el horno a 170°C

Colocar aceite antiadherente en spray a un molde desmontable para cheesecake de 9 pulgadas o 22 centímetros.

Este mismo molde debes forrarlo con una capa de film plástico transparente de cocina y varias capas de papel de aluminio por la parte exterior / inferior para prevenir que la mezcla se escape o que esta se moje, puesto que la cheesecake se cocina al baño maría en el horno.

  • Preparar la base de galletas

Mezclando todos los ingredientes secos en un bowl hasta que se hayan unido (las galletas trituradas, el azúcar, la canela y la sal), luego agrega la mantequilla y une con tus manos (limpias) hasta que se vea como migajas. Coloca esta mezcla en el fondo del molde previamente preparado y comprimir con la ayuda del fondo de una taza o de tus manos. Hornear por 15 minutos y dejar enfriar mientras preparas el relleno.

  • Reducir la temperatura del horno a 160°C
  • Prepara el relleno

Procede a preparar el relleno de cheesecake. En un bowl apto para batidora, verter el queso crema y batir hasta que no se vean grumos y lo veas suave y más cremoso, por aproximadamente 6 minutos. Añade el azúcar y bate a velocidad media hasta que se haya conseguido una mezcla homogénea (aproximadamente unos 4 minutos).

  • Reducir a velocidad baja-media y agrega la sal y la vainilla. Luego, sumar uno a uno los huevos, vigilando que se incorporen bien a la mezcla en cada adición.
  • Posteriormente, agregar el yogurt y bate hasta que se incorpore. Luego, añade la crema de leche y bate hasta que se obtenga una mezcla homogénea.
  • Verter esta mezcla de queso crema en el molde, encima de la base de galletas previamente preparada. Este molde de la cheesecake debe ponerse en una bandeja honda que luego será llenada de agua cuando este dentro del horno.

DATO: se puede llenar antes, pero es más difícil de transportar porque pesa mucho.

  • Llevar la cheesecake (ya puesta en la bandeja) al horno.

Y una vez ahí llenar la bandeja grande de agua hasta que llegue a la mitad del molde de cheesecake, cuidando que no le caiga agua a la preparación. Esta especie de Baño María ayudará a que la cheesecake se cocine de manera uniforme y que no se rompa en la superficie.

  • Dejar cocinar por 1 hora y 30 minutos.

Al transcurrir este tiempo, apaga el horno y abre la puerta del mismo para que se ventile y baje la temperatura, permite este descanso por al menos 1 hora.

  • Retirar del horno.

Sacar de la bandeja con agua y dejar enfriar por al menos 30 minutos antes de desmoldarla, se recomienda pasar un cuchillo por el borde del molde para ayudar a desprender las partes que puedan haberse quedado pegadas y así evitar que se rompa.

Dejar enfriar por 6 horas o toda la noche.

Preparación de la cobertura de fresa

Para esto, combina las fresas, el agua, el azúcar y el jugo de limón en una olla o cacerola grande y cocinar a fuego alto, y remueve continuamente hasta que hierva.

  • Cuando haya alcanzado el hervor, reducir a fuego bajo y dejar cocinar por 10 minutos, removiendo ocasionalmente. Mientras las fresas se van suavizando, usar una cuchara de madera para romperlas y así liberar todo su sabor.
  • Remueve del fuego, y usa un colador, para drenar todo el líquido en un nuevo bowl, asegurando presionar bien con la ayuda de una cuchara de madera para extraer todo el jugo de las fresas. Descartar lo que te quede de fresas solidas y devuelve el líquido a la olla o cacerola. Coloca de nuevo en la cocina a fuego bajo.

Mientras tanto...

  • En una taza pequeña coloca la Maicena con las 3 cucharadas de agua y remueve vigorosamente con la ayuda de un tenedor. Une esta mezcla al líquido de fresas que se tiene en la olla/cacerola.

Incrementa el fuego alto y remueve de forma lenta pero constante hasta que hierva y la mezcla se haya espesado (aproximadamente 3-5 minutos).

  • Remover del fuego, colocar en un bowl y cuando llegue a temperatura ambiente, introducir en la nevera o refrigerador hasta que esté lista para usarse.

Cuando ya la cheesecake se haya enfriado...

¡Puedes proceder a decorarla!

Si se va a usar crema batida o crema chantilly, hazlo en este momento y con la ayuda de una manga pastelera decorar por todo el borde. Posteriormente, verter la cobertura de fresas por toda la superficie de la cheesecake.

Se puede apartar un poco de la cobertura para agregar más al momento de servir las porciones. Mantener refrigerado.