La salsa de tomate o pasta de tomate casera, es mucho más saludable y sabrosa ya que al ser hecha en casa no contiene ningún tipo de conservante.

Esta salsa puede ser utilizada para muchas cosas como para pizzas, pasta, y hasta para realizar otros tipos de salsas caseras. Así que anímate y no tengas miedo de hacer tu propia salsa de tomate en casa, solo debes tener en casa los ingredientes a continuación y seguir al pie de la letra el procedimientos.

Para la realización de la salsa de tomate utilizaremos

  • Seis libras de tomate pelado
  • 300 gramos de cebolla cabezona
  • Cuatro cucharadas de harina de trigo
  • Tres cucharadas de azúcar morena
  • Cuatro cucharadas de sal.

Preparación de la salsa de tomate casera

Sancochar los tomates pelados durante cuatro minutos, luego procedemos a meterlos en agua fría durando unos cinco minutos, licuar la cebolla junto con los pimentones, agregarle tres cucharadas de azúcar y cuatro cucharadas de sal.

En una tela colocar el orégano, laurel y tomillo, sumergir la tela en una olla que contiene la crema de tomate y dejar que hierva por aproximadamente media hora, luego retirarla y dejar enfriar. Disolver la harina de trigo en una taza de agua, y agregarla a la crema de tomate, revolver constantemente para que no se formen grumos y dejar que hierva por aproximadamente veinte minutos más.

Envasado de la salsa de tomate

Se debe envasar la salsa de tomate en frascos de vidrios previamente esterilizados con agua caliente; se debe llenar el envase medio centímetro por debajo de la boca del frasco, tapar sin ajustar mucho la tapa; hervir los frascos colocándole una tabla en el asiento de la olla, el agua debe de llegar hasta la mitad de los frascos.

Luego hay que sacarlo y colocarlos sobre una superficie de madera donde les dé aire; destaparlos por aproximadamente unos veinte minutos para que se evapore el agua y luego se debe tapar nuevamente ajustando muy bien la tapa y colocarlos nuevamente en la olla.

Verterle agua caliente hasta que se cubran dos o tres centímetros por encima de las tapas y dejarlos hervir aproximadamente por 50 minutos.

Finalmente se debe sacar y colocarlos sobre una tabla hasta que se enfríen mientras estén calientes, para que no se vaya a romper el vidrio.

Beneficios de la salsa de tomate

Este producto, por no tener conservantes ya que es un producto natural y hecho en casa, es mucho más saludable y apto para sazonar los alimentos. Este producto debe envasarse en frascos pequeños, para evitar que al destaparlos constantemente se dañe el producto.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!