Ahora que se está hablando de rentas mínimas vitales, sobre ayudas al paro, sobre la economía de los hogares… Algunas personas se preguntan cuántos años habría que tener de cotización para poder recibir la pensión mínima de jubilación sin que su economía se resienta. Muchas dudas sobre excepciones, pasos a dar, tiempo necesario para cobrar toda la cuantía de la pensión de jubilación, cuánto se podrán iniciar los trámites para solicitar la jubilación...

Las dudas sobre la economía de los hogares y los pasos necesarios para cobrar la pensión mínima son constantes

La edad legal para la jubilación en el territorio español se ha situado, en el año 2020, en los 65 años y diez meses, a no ser que se haya superado el cómputo de 37 años cotizados.

Entonces, una persona se puede jubilar a la edad de 65 años sin ningún problema. Pero no todos los trabajadores que han cotizado podrán jubilarse cuando tengan 65 años y diez meses tendrán garantizada lo que se conoce como “pensión de jubilación”, ya que hay que cotizar una cantidad mínima de años en la Seguridad Social y, además, cumplir con una serie de condiciones.

Según la economía del país, para poder jubilarse es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años

En este caso, la ley establece que para poder cobrar la pensión mínima de jubilación una vez se haya cumplido la edad establecida legalmente para poder dejar de trabajar es necesario haber cotizado, como mínimo, 15 años. Aunque también hay que señalar que existen una serie de fórmulas en economía para poder recibir dicha pensión sin tener ese tiempo cotizado, aunque el acceso a la pensión de jubilación “ordinaria” fuerza a sumar esa período de años trabajados.

Esto da derecho a recibir la pensión mínima, que en el año 2020 era de 683,50 euros si el beneficiario vive solo; 648,70 euros si posee un cónyuge, pero no está a su cargo y, finalmente, 843,32 euros si la persona beneficiaria sí tiene un cónyuge que depende de él. Por otro lado, el solicitante debe satisfacer una serie de condiciones: debe estar afiliado y al día en la Seguridad Social y tener un total de 15 años de cotización, al menos dos de ellos deben haber sido justo antes del momento de su jubilación.

Para poder equilibrar la economía con una jubilación parcial, el solicitante puede realizar un empleo parcial que implique poco esfuerzo

La cantidad de la pensión mínima de jubilación que recibirá el solicitante se calcula, siempre, sobre el 50% de la base reguladora, y esta se irá incrementando con cada día que haya cotizado tras superar los mencionados 15 años.

Para aquellas personas jubiladas que vayan a cobrar una pensión mínima existen distintos métodos para poder aumentar la cantidad como son la jubilación de manera parcial, la jubilación demorada o flexible, que facilita que el trabajador retrase su momento de la jubilación y posea beneficios en la cantidad final. Por otro lado, para aquellas personas que ya están jubiladas hay una serie de trabajos que implican poco esfuerzo y que les permiten compaginar el sueldo con una pensión mínima y mejorar su economía ante los gastos diarios.

La realidad es que según se van cumpliendo años, cada vez se piensa más en la jubilación. El momento de jubilarse parece muy lejos cuando solo tienes 30 años de edad, pero cuando solo ha pasado una década más empiezan a tenerse en cuenta muchas cosas cómo es la pensión que se va a cobrar el día de mañana.

La gran preocupación es alrededor de la cuantía que se va a percibir y el miedo a que no llegue para cubrir nuestras necesidades, por lo que se buscan otras posibilidades. En el caso de los autónomos, estos pueden aumentar su base de cotización durante los últimos años que permanezcan en el mercado laboral (algo que no puede hacer un asalariado) y de esta manera poder cobrar más en el momento de jubilarse. Pero, en España, al final nadie se queda sin recursos ya que existe la figura de la “pensión mínima de jubilación”.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!