La lucha contra la pandemia del Coronavirus ha provocado que el gobierno decidiera, finalmente, que el uso de la mascarilla debe ser obligatorio. De esta manera, a partir de mañana jueves 21 de mayo, el uso de mascarilla en espacios públicos donde no se pueda cumplir la distancia de seguridad de dos metros castigado con multas que oscilarán entre los 300 y los 600 euros.

La obligatoriedad de la mascarilla es impuesta a través de la Ley de Seguridad Ciudadana ('Ley Mordaza')

Igualmente, se impone la mascarilla invocando a la Ley de Seguridad Ciudadana (más conocida como “Ley Mordaza”) y entrará en vigor esta misma semana, aunque se conceden 8 horas de “gracia” para que la ciudadanía se informe de todo lo referido a la mencionada norma.

Por tanto, a partir de ahora habrá que llevar mascarilla, casi siempre, en la calle cuando no haya posibilidad de mantener la conocida distancia de seguridad de dos metros que se considera la mejor arma contra el coronavirus. El empleo de esta protección, que en un primer momento de la crisis sanitaria no era visto como indispensable y hasta el propio Fernando Simón aseguró que era más importante mantener la distancia de seguridad, ahora se ve como algo de vital importancia para luchar contra un posible rebrote, según el propio Ministerio de Sanidad. Para garantizar que se cumple esta norma, se prepara por parte del mencionado Ministerio un gran y estricto despliegue de las fuerzas de seguridad del Estado.

Las primeras imágenes del presidente del Gobierno o de los reyes luciendo mascarilla llamaron mucho la atención de la población, pero ante lo que ha sucedido durante los primeros días de desescalada, las autoridades sanitarias se han puesto como objetivo que este tipo de protección se vuelva algo cotidiano entre la ciudadanía.

Por el momento, según ha publicado el medio Confidencial Digital, la normativa que está preparando el Ejecutivo establece una serie de multas por no cumplir con la obligatoriedad de llevar mascarilla. La cuantía económica oscila entre los 600 euros y los 30.000. Esta información ya ha sido confirmada por fuentes cercanas a la propia Moncloa. Este tipo de sanciones, aseguran, son las establecidas por no cumplir las normas decretadas en el propio Estado de Alarma que fue aprobado el pasado mes de marzo ante la situación de crisis sanitaria por el coronavirus que se vivió a mediados de mes.

La mascarilla era obligatoria solo en el uso de transporte público en la lucha contra el coronavirus

En un primer momento, el Gobierno del Partido Socialista-Unidas Podemos recomendó emplear mascarillas siempre que se viaje en el transporte público, después decidió imponer su empleo. Ahora se ha decidido un paso hacia delante y la protección va a ser obligatoria en todos los espacios cerrados y en la vía pública, siempre que no se pueda garantizar que la distancia de seguridad de dos metros, que desde el inicio de la crisis por el coronavirus fue impuesta por las autoridades sanitarias, entre los ciudadanos se respete.

Con la desescalada se han visto imágenes dantescas que no facilitan acabar con la pandemia del coronavirus

Hasta estos momentos, llevar mascarilla a la hora de salir a correr o dar un paseo era una decisión totalmente discrecional. Pero, a lo largo de los últimos días, donde se han visto imágenes realmente dantescas cuando todavía mueren cerca de 100 personas por el coronavirus y tras el fallecimiento de más de 27.000 ciudadanos por la enfermedad (distancia de seguridad que no se respetan, terrazas llenas sin mantener ninguna medida de prevención, paseos marítimos con más personas paseando que en condiciones normales…) ha provocado un cambio de política en el Ministerio de Sanidad y a partir de ahora será obligatorio su uso en unos determinados casos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!