El Ministerio de Sanidad está estudiando la posibilidad de que el uso de mascarilla sea obligatorio en todo espacio que sea público para reducir el contagio del Coronavirus. Eso sí, antes de tomar alguna decisión, el Ministerio va a pedir opinión a todas y cada una de las autonomías ante la posibilidad de imponer el empleo de esta clase de protección más allá de lo actual: el transporte. Este sería un nuevo paso dentro de la desescalada para volver a la normalidad después de dos meses de confinamiento.

Desde que se inició la crisis del coronavirus, la teoría sobre el uso de las mascarillas ha cambiado en varias ocasiones

La mascarilla se ha ido haciendo hueco cada vez más en nuestra vida y se ha vuelto un elemento muy presente en la vida de muchos españoles desde que se inició la crisis por el coronavirus. En un primer momento, Sanidad no las veía necesarias y llegó a no recomendarlas. Incluso en un momento determinado, llegó a decir que eran “contraproducentes”. Unas semanas más tarde, quizás ante el aumento del números de contagios y fallecidos, decidió recomendarlas y empezó a distribuirlas de manera gratuita. Pero el pasado 4 de mayo todo cambió: las mascarillas se hacían obligatorias para poder viajar en transporte público.

Pero parece que la escalada está a punto de subir otro peldaño en lo que se refiere al uso de mascarillas. En estos momentos, el Ministerio está estudiando la ampliación de la recomendación, incluso llegar al punto de obligar el uso de la mascarilla en la mayoría de espacios públicos.

Illa ha solicitado a las CCAA que den su opinión sobre el uso de mascarillas en zonas públicas para luchar contra el coronavirus

Según fuentes cercanas al Gobierno, en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que tuvo lugar este lunes, el propio ministro Salvador Illa solicitó la opinión a todas y cada una de las comunidades autónomas para poder recomendar u obligar a toda la ciudadanía a llevar las mascarillas cuando salgan fuera de su casa.

Si se toma algún tipo de decisión, el Ministerio informará de todos los cambios que se decretarán a la opinión pública, pero por el momento el protocolo que se debe llevar a cabo es el vigente sobre las precauciones durante la desescalada para evitar el contagio por coronavirus.

La medida estrella contra el coronavirus es la distancia de seguridad de dos metros

Las medidas establecidas en los actuales protocolos son: empleo obligatorio de la mascarilla en los transportes públicos y recomendada siempre que no se puede llevar a cabo la distancia mínima de seguridad establecida en dos metros. Fernando Simón, que tuvo que actuar como portavoz del Ministerio de Sanidad este miércoles, admite que la posibilidad de que el empleo del uso de las mascarillas sea obligatorio podría hacerse realidad, aunque ha avisado de que habría que llevarlo a cabo con mucha precaución y cuidado.

"Ahora mismo estamos en una situación en la que se sobreactúa un poco y siempre que sea para evitar riesgos es bastante aceptable. Pero no todo el mundo puede utilizar la mascarilla de la misma forma, no toda la ciudadanía la puede llevar de manera prolongada. Lo más seguro es que no haya problemas si la utilizan durante unos minutos en el autobús o en el metro, pero durante más tiempo puede provocar problemas en las personas que sufren EPOC, ansiedad o cualquier restricción respiratoria. Incluso le pueden generar problemas a los niños de menor edad", ha dicho.

Hace unos días, el propio Simón se mostraba bastante reticente e incluso contrario a decretar obligatorio el uso de mascarillas para utilizar el transporte público, solo unos días antes de que el Ministerio de Sanidad decidiera que deberían imponerse.

Pero ahora se muestra mucho más cauto y no piensa pronunciarse ni en contra ni a favor de la mencionada obligatoriedad. Pero la mejor mascarilla, para Fernando Simón, sin duda, son los dos metros de distancia de seguridad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!