En Estados Unidos, la noticia de que una Mujer ha logrado superarse dejando atrás sus adicciones y se ha graduado en Ciencias Políticas se ha convertido en un tema que se ha viralizado. Y es que la propia mujer ha relatado partes de su vida, en la que ha confesado que se sintió cerca del abismo, pero que posteriormente supo utilizar la adversidad para luchar por su vida. Ahora es un ejemplo para todas aquellas personas que enfrentan fuertes adicciones, de que es posible abandonar ese mundo tan dañino.

Ginny Burton se ha graduado en Ciencias Políticas en la Universidad de Washington en los Estados Unidos, algo que ella considera increíble, teniendo en cuenta su pasado plagado de adicciones y problemas.

La mujer de 48 años de edad siempre creyó que su destino era “morir de un disparo” o que sus días finales los pasaría “en el banco de un parque”, luego de “un pinchazo en el brazo”, con el fin de satisfacer sus adicciones a los estupefacientes, pero ahora al verse graduado en la universidad no puede ocultar su alegría y satisfacción.

El duro pasado de Ginny Burton y la difícil relación con su madre en medio de las adicciones

La propia Ginny Burton ha confesado en declaraciones a una reconocida cadena de Televisión estadounidense lo complicado que fue la relación en su hogar. Por el hecho de que su madre era una persona adicta, además de ello tenía una enfermedad mental. Burton relató que los problemas no terminaban ahí, porque además su mamá traficaba las drogas, y fue ella la persona que la introdujo en el mundo de las sustancias estupefacientes y las adicciones, por la que se convertiría al poco tiempo en una adicta como su madre.

La madre de Ginny Burton le suministraba las drogas a su hija, siendo tan solo una niña de 6 años

En la entrevista Ginny Burton ha contado que el primer consumo de sustancias estupefacientes lo tuvo a los 6 años de edad, siento tan solo una niña. En ese momento su propia madre le dio marihuana algo que luego se haría más constante.

Pero un tiempo después, su madre decidió también hacerla probar metanfetaminas, en ese momento la niña ya contaba con 12 años. Ginny Burton ha relatado que cuando había cumplido los 14 años de edad, ya había probado varios tipos de sustancias estupefacientes, entre las que destacan el crack. Queda claro que su infancia no fue nada fácil.

La figura paterna de Ginny Burton estaba ausente ante una madre adicta y que le hacía consumir

La relación con su madre estaba plagada de adicciones y desatenciones, a tal grado que convirtieron a una niña en una persona adicta. En un caso distinto, la niña se hubiera podido refugiar en los brazos de su padre, pero el caso era distinto, porque la figura paterna de Ginny Burton estaba ausente. El padre de la niña estaba en la cárcel, luego de ser detenido por haber cometido varios robos a mano armada.

Un abuso, un intento de suicidio y el momento en que Ginny Burton decidió dejar las adicciones

La universitaria ha revelado que fue abusada durante su juventud por uno de los clientes de su madre, y que por ese hecho intentó acabar con su vida.

Burton además empezó a consumir con regularidad heroína, una adicción que la llevó a meterse en muchos problemas. Sin embargo, sabía que su vida no estaba bien, y en un episodio en el que terminó detenida luego de ser arrestada por la policía en un camión robado, Burton decidió cambiar su vida, según ella misma lo recuerda ese impulso para transformarse se produjo en diciembre del año 2012.

La universidad y los deseos de la nueva Ginny Burton por cambiar las adicciones en las personas

Ginny Burton ha relatado que estando en prisión comenzó a ayudar a otras personas que era adictas, eso lo hizo dentro de un programa de atención especial. Luego empezó su carrera universitaria, siempre contando con becas, como la Beca de Honor Martin, que la estimularon a seguir formándose.

Ahora la graduada quiere cambiar la complicada vida en las prisiones, con la mirada puesta en atacar el problema de las adicciones, pero no solo en las cárceles, sino también fuera de ellas.