Se trata de una de las bebidas más antiguas y más conocidas en todo el mundo, principalmente, es empleada en reuniones sociales; pero la cerveza posee características que la invitan, no solo a ser consumida en eventos de tipo social, sino que puede ser incorporada como complemento en la dieta básica. Gracias a los beneficios que aporta a nuestro organismo; de igual forma, ejerce un rol preventivo en la aparición de algunas enfermedades, por lo cual, se puede ingerir una cerveza de manera ocasional, sin remordimiento.

Rompiendo los mitos

Contrario a lo que la mayoría de los consumidores piensan, la cerveza posee un bajo contenido calórico, lo que quiere decir, que el mito de la ‘barriga cervecera’, se derrumba. De hecho, debido a los nutrientes que se involucran en su producción, ésta puede ser incluida, dentro de lo que consideramos una alimentación saludable. Entre los nutrientes importantes que contiene, destacan el potasio y el fósforo; el consumo moderado de la cerveza, puede aportar las cantidades necesarias a un adulto promedio, de estos nutrientes.

En su presentación sin alcohol, es importante destacar; que la cerveza posee vitaminas del grupo B, principalmente ácido fólico; por lo que esta versión es recomendada en mujeres embarazadas y atletas, que por su condición no pueden ni deben ingerir alcohol, en su régimen alimenticio.

Beneficios ignorados de la cerveza

Es altamente nutritiva, gracias a sus ingredientes principales como el Lúpulo, éste añade una buena cantidad de fibra y antioxidantes, que son esenciales para mantener un organismo perfectamente saludable.

Gracias a esto, es una enemiga del estreñimiento y ayuda a mejorar la digestión.

Es una aliada del corazón, no solo porque ayuda a combatir los males de un desamor, su consumo responsable y moderado, incrementa la cantidad de colesterol sano; el cual ayuda en la prevención de lesiones miocárdicas, asociadas a los infartos. De igual forma, eleva la función cardiaca en general, lo que disminuye los riesgos de sufrir un accidente cardiovascular.

Es una fuente de juventud natural, gracias a la alta cantidad de antioxidantes que contiene; la cerveza es un aliado ideal, en la eterna búsqueda de aumentar nuestra expectativa de vida. Al consumirse ocasionalmente, se protege al organismo contra los efectos delenvejecimiento celular progresivo y por ende, se añaden años y días adicionales al calendario.

Favorece la salud de las mujeres, su ingesta moderada aumenta el sistema inmune de las mujeres adultas.

Por consiguiente, al consumircerveza en cantidades controladas, se mejora la respuesta del sistema inmune, contra las enfermedades infecciosas, como la gripe.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más