En nuestra naturaleza existen muchas cosas extrañas que para nosotros muchas veces es inexplicable por ejemplo un acantilado capaz de poner piedras en forma de huevos. Muy cerca de la aldea de Gulu, en la provincia china de Guizhou, hay un acantilado que parece deslumbrado por un decorador de interiores primitivo. Piedras lisas, coloridas y en forma de huevo sobresalen de la roca escarpada, lo que lleva a los lugareños a llamar a este acantilado Chan Dan Ya, o "acantilado productor de huevos". Lo que crea exactamente estos "huevos" es un misterio para los visitantes, pero afortunadamente no es un desafío para los geólogos.

Piedras de la suerte

Lo que es más desconcertante de una cara de acantilado moteada con lo que parecen botones de caramelo es el hecho de que esos botones finalmente se caen. Cada piedra lisa y redonda tarda unos 30 años en abrirse camino y caer sobre las rocas de abajo. Los visitantes a menudo los recogen, considerando que traigan suerte y fortuna.

Según MetroUK , las pruebas geológicas han demostrado que el acantilado de 19 pies (6 metros) de altura y 65 pies (20 metros) se formó originalmente hace 500 millones de años, durante el período Cámbrico.

Está hecho de roca calcárea, una roca sedimentaria rica en carbonato de calcio, también conocida como tiza. ¿Cómo hicieron las piedras duras su hogar en esta sustancia mineral calcárea? A través de la maravilla de la geología.

La explicación científica

Los "huevos" que salpican a Chan Dan Ya son lo que los geólogos llaman concreciones. Verá, la roca sedimentaria como la que forma este acantilado se forma cuando el agua deposita minerales (los restos desgastados de otras rocas, generalmente) en capas, que se acumulan y pesan sobre las capas inferiores hasta que se compactan en roca sólida.

Las concreciones se forman cuando los minerales se juntan alrededor de algún tipo de impureza, como una hoja, un caparazón o incluso un animal que pronto se va a fosilizar, y crean una masa redondeada de minerales. Eso sucede a menudo después de que la roca sedimentaria ha sido depositada, por lo que los minerales son generalmente diferentes a la roca sedimentaria circundante.

Si esas concreciones son más duras que la roca que las rodea (como a menudo lo son), eventualmente desgastarán la roca circundante y se liberarán.

Eso explica por qué Chan Dan Ya "pone huevos": estas piedras duras y lisas caen del acantilado circundante, y finalmente caen al suelo para convertirse en la baratija de la suerte de un visitante. También podrían tener suerte: les tomó millones de años llegar, después de todo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más