¿De qué depende que tu gato sea curioso? ¿Te has preguntado por qué los gatos son tan curiosos y observan todo lo que les rodea y fisgonean y te causan más de una preocupación? En este artículo comprenderás la razón, y qué debes hacer para que la curiosidad no sea un problema más en tu vida, o en la de tu gato.

Curiosidad temprana

Los gatos son curiosos por naturaleza, pero es a los pocos días de nacer, cuando ya han logrado abrir los ojos y ven lo que les rodea, cuando comienzan a comprender que el mundo es un lugar inhóspito y tienen que observarlo y conocerlo.

Los gatos tienen una curiosidad innata y un instinto cazador, de manera que tendrás que tener cuidado con tu gato cuando acceda a zonas de la casa que para él son vedadas.

Curiosidad de los sentidos

Los gatos no sólo curiosean a su alrededor. También quieren tocar esas cosas tan luminosas que ves en la cocina. Sí, los fogones ardiendo. O la plancha tan bonita y que echa vapor y que está tan cálida y apetecible.

De manera que tendrás que tener cuidado con tu gato si está metiendo las zarpas donde no debe.

Cuando tu gato toque algo que no debe, es un problema vital para tu gato. Pero saldrá escaldado y no volverá a hacerlo. Pero es más importante evitar que tu gato se trague algo que no debe, o juegue con algo que no debe tocar o husmear.

Lugares peligrosos

Los lugares más peligrosos de una casa son por supuesto la cocina, el garaje, y el baño.

La cocina es un lugar peligroso porque está lleno de instrumentos terroríficos, como la batidora, el horno, el frigorífico, y otros objetos dignos de mención como la olla express, o las sartenes. Pero el garaje también tiene sus peligros. Si tienes un coche, tu gato querrá meterse en él. Y si no puede meterse en él cuando tiene la puerta abierta, créeme que se meterá con la puerta cerrada y entre las ruedas del motor.

Mi consejo es que revises el coche antes de que enciendas el motor, y busques al gato antes de arrancar el coche. El baño es tres cuartos de lo mismo. Con el baño sucede igual que con la cocina y el garaje. Los gatos quieren meterse en los sitios más recónditos, o jugar en la bañera. Y si la bañera está llena por cualquier motivo, el gato puede saltar a ella con toda comodidad, hasta que resbala en el fondo y ve que su error ha sido mayúsculo. Recuerda, agua y electricidad en el baño, mal asunto, sobre todo si tienes la calefacción puesta en ese momento.

Conclusión

Ten cuidado con la curiosidad de tu gato. No es malo que tu gato sea curioso, pero ya conoces el dicho. La curiosidad mató al gato. Y puede que en tu casa tu gato esté seguro, pero por vivencia propia, te aseguro que hay personas en la vecindad que no aman tanto a los Animales. Protege a tu gato todo lo que puedas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más